martes, 8 de abril de 2014

Humus

La receta que os traigo hoy es humus, o casi. La auténtica lleva tahini (semillas de sésamo y tal) pero yo no me tomo la molestia de comprarlo porque una vez lo hice así y, en mi opinión, bastan y sobran estos ingredientes para preparar esta riquísima pasta para untar y picotear. De todos modos creo que es fácil de conseguir en muchos supermercados y sólo habría que añadir una cucharada a estos ingredientes:
Ponemos en la batidora unos 500 gramos de garbanzos cocidos (valen en conserva) bien escurridos y enjuagados hasta eliminar toda la espuma, el zumo de medio limón, un diente de ajo pequeño o mediano (al gusto) al que hemos quitado el corazón, una cucharadita más bien colmada que escasa de comino, un buen chorreón de aceite de oliva y sal al gusto. Batimos y añadimos un poco de agua si vemos que es necesario, que lo será. Cuando tengamos una pasta cómoda de untar, ya está listo. Se puede servir caliente o frío, adornando en el último momento con aceite de oliva, pimentón dulce o picante (yo prefiero éste último) y una ramita de perejil.
Por la acidez del limón y el exotismo del comino, a mí me parece que marida a la perfección con cualquier novela de Patricia Highsmith.

1 comentario:

  1. Estaba esperando que colgaras la receta para hacerlo, mmmm te queda buenísimo...

    ResponderEliminar