lunes, 26 de mayo de 2014

CARRILLADA EN SALSA DE MIEL Y CIRUELAS

Hoy he ido a guisar la carrillada como siempre la hago, en la típica salsa de cebolla, ajito, ñora y vino, con un toque de clavo, pimienta y laurel. Pero ha sido ponerme y ver el fondo de un tarro de miel a un lado de la cocina, y al otro lado un paquete empezado de ciruelas pasas, y así como sin querer se ha transformado la receta en una delicia de esas en las que coges pan y mojas... ¡Ahí va!



Ingredientes:
1 kl de carrillada o carrillera, 1 cebolla grande, 8 ciruelas pasas grandes sin hueso, 1 vasito de vino blanco, 3 dientes de ajo, aceite, sal, pimienta, 2 cucharadas de miel, media cucharada de canela, una pizca de nuez moscada.

Cómo prepararlo:
Para empezar cojo mi fantástica olla cocotte para cocinar al horno sin excesos de grasa, pues estas ollas cocinan los alimentos en su propio jugo, lo que hace que los platos tengan un sabor más intenso.
Bueno, pues echo un chorreón escaso de aceite en el fondo y coloco encima la carrillada a la que le habremos quitado la grasa. Pico los tres ajitos (si, me gusta el ajo, conmigo la Victoria Beckam se volvería a marchar de España, jiji) y lo distribuyo por encima, sal pimiento y añado un nuevo chorrito, escaso, de aceite. Tapo la olla y todo al horno a 200/220º.
La dejo diez minutos, abro el horno y le doy la vuelta.
En una sartén aparte pongo a dorar una cebolla grande picada y las ocho ciruelas también picadas. Cuando ya estén pochadas y doraditas añado el vaso de vino y dejo cocer. La razón de hacer esto aparte ya lo he explicado otras veces. La cebolla me encanta, pero su textura no. Así que el siguiente paso es pasarlo a un vaso de batidora y batirlo todo. Si lo necesitas le puedes agregar un poco de agua para batirlo mejor. 
Abrimos el horno, que ya llevará una media hora cocinando, y le añadimos a la olla esta salsa junto con la miel, la canela y la nuez moscada y dejamos cocer otra media hora más. 


Ya está la carne super tierna, jugosa y sabrosa con esta salsa agridulce. Espero que os guste. Mi hijo que es mi mayor fan ha mojado pan. 

Esta receta se puede hacer también con vino tinto. Yo la hago según el día y el vino que tenga abierto en la nevera. Eso si, que el vino sea buenecito... 

¡Saludos cocinillas!!

2 comentarios:

  1. Una receta exquisita, Montse!!
    Fíjate que yo no suelo guisar con vino tinto, excepto esas recetas que lo llevan por imperativo gastronómico jiji. Pero ésta sí que la pienso probar con un buen tinto joven, por ejemplo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, yo también la pienso repetir con un riojita. Ya me contarás... Besos!!

      Eliminar