lunes, 8 de septiembre de 2014

TARTAR DE ATÚN


Mira por dónde, el concurso de recetas con el atún como ingrediente estrella me ha motivado a elaborar por primera vez una receta a la que le tenía ganas... Gracias, Sandra y hermanas! Supongo que he tenido la suerte de la novata, porque para ser la primera vez que preparo un tartar, me ha quedado de lujo y me he puesto a mi misma el listón altísimo. Vamos, que no es por nada, pero que merezco ganar!

Necesitamos:
Como 400 gramos de lomo de atún fresquísimo. (Si es de Barbate y comprado en un puesto de confianza del mercado de Feria, mejor).
Un aguacate.
Una lima.
Una cucharada de aceite de oliva.
Dos cucharadas de salsa de soja.
Pimienta.
Semillas de sésamo.

Manos a la obra:
Para empezar, tener la precaución de congelar el atún 24 horitas. Pasado el tiempo, lo descongelamos y cortamos con un buen cuchillo en daditos como de un centímetro. Aliñamos con el aceite, la salsa de soja (aquí no pongo sal porque la soja es muy salada y no se necesita más), el zumo de media lima y un toque de pimienta recién molida. Mezclamos con las manos, para no dañar el atún, y dejamos en la nevera media horita cubriendo con film osmótico.
Mientras esperamos, una cervecita, un cigarrillo quien fume y podemos ponernos con el aguacate. Lo pelamos y cortamos en dados y lo bañamos con el zumo de la media lima que nos queda para que no se oxide y se ponga feísimo. Su pizca de sal y pimienta y lo vamos disponiendo en la base de la arandela que nos ayudará a presentar nuestro manjar. Por cierto, ¿había vida antes de estas arandelas? No sé cuantas modas me quedan por conocer en lo que me resta de tiempo! Ya ha pasado la media horita, de modo que sacamos de la nevera nuestro atún y le escurrimos el caldo que haya soltado (bastante). Ya escurrido, lo mezclamos, de nuevo con nuestras manitas, con las semillas de sésamo (que no aportan gran cosa, pero hacen bonito) y lo disponemos encima del aguacate. 
Un plato de primera, os lo prometo, aunque sigo haciendo las peores fotos del mundo y cualquiera lo diría si tuvieran que ser la prueba de lo rico que me quedó...
Lo marido con El contexto de Sciascia por dos razones:
La primera porque el título me viene al pelo, ya que sin el contexto del concurso, yo no me habría decidido, probablemente, a preparar este plato que, por otra parte, siempre ha sido una debilidad mía. La segunda y más importante, porque lo compré ayer en una librería de viejo y lo tenía tan a mano... 

2 comentarios:

  1. Rico rico riquísimo, a mi que me gusta el atún de todas las maneras, si que te quedó bueno!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Belen por el comentario dejado en mi blog, si te gustan los tartares, ceviches, sashimi y demás platos con pescados crudos te recomiendo que busques por internet "El libro del pescado crudo" de Juana Barría. Una maravilla, aunque un poco caro para el librito pequeñito que es, mis amigos me lo piden para escanearlo, igual lo tengo escaneado por algún lado y te lo mando.
    Un beso

    ResponderEliminar