lunes, 7 de julio de 2014

Sopa de Pescado

Para variar y para contrarrestar los excesos del fin de semana, nada mejor que la clásica sopa de pescado que en casa tanto nos gusta.
Recuerdo una vez que se la puse a un invitado para cenar y le pareció raro pues en su casa sólo la toman en caso de estar enfermos. Nosotros, sin embargo la hacemos bastante a menudo, más en invierno que en verano, claro, y nos encanta.

Es muy fácil de preparar porque se ponen todos los ingredientes juntos y a la vez en la olla. Vamos a necesitar una buena pescada en rodajas gordas (que el pescadero nos limpie la cabeza pero que nos la deje para darle más sabor al caldo), un par o tres patatas cortadas en rodajas, media cebolla, un tomate, una rama de perejil, sal, un chorreón de aceite y otro chorreón de vinagre.

Limpiamos el pescado y lo ponemos todo en una olla grande. Dejamos hervir unos 20 minutos, y ya está lista para servir. Ayer me traje una pescada preciosa del mercado de Puerto Real (obsequio de mi querida madre), blanca, blanca... Tengo el caldo listo para esta noche y ya he apartado también un bote con fumet para otra receta. 






Cuando éramos pequeñas mi madre nos acompañaba el plato con sopones de pan. Limpiamos la pescada de espinas. Preparamos el plato con sopones de pan (lo que son rodajas muy finitas de pan duro) y servimos la sopa encima con el pescado desmigado y las patatas....mmm Esta noche porque estoy a dieta, que si no también caían sopones!!

¡Buen provecho amig@s!

2 comentarios:

  1. Un pescaito en blanco de toa la vida. Lo mejor siempre es lo de siempre. Cuantos recuerdos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como cuando era pequeña, sigo prefiriendo la colita de la pescada. A ti te gustaban las rodajas de lomo enteritas, jajjaja

      Eliminar