sábado, 27 de septiembre de 2014

PIMIENTOS RELLENOS DE TORTILLA DE PATATAS

Ésta es otra de esas recetas que me traen recuerdos de mi casa, otra más que le debo a mi madre; por ello, gracias mamá. A todos nos encanta la tortilla de patata y muchas veces acompañamos nuestros platos de unos pimientos fritos con su toque de sal, la mezcla es simplemente perfecta. Si os digo la verdad yo no empecé a comer pimientos fritos hasta el embarazo en que tuve antojos, y desde entonces ya no he parado, qué cosas, ¿verdad?
 

Si os gusta el resultado seguid leyendo que es muy fácil.

Es muy importante a la hora de elegir los pimientos que éstos tengan un cuerpo anchito que podamos rellenar. Son pimientos normales de freír. Yo he escogido cuatro pimientos bien grandes. Les he quitado el rabo y la cabeza de las semillas y los he apartado. Bien limpios, por dentro y por fuera. Para que salgan las pepitas que se quedan agarradas dentro, da unos golpecitos con el pimiento sobre tu palma de la mano, salen todas.





Las patatas las vamos a cortar en daditos muy pequeñitos para que no se formen atascos a la hora de rellenar los pimientos y que entren fácilmente hasta el fondo. Salamos y freímos.
Batimos tres huevos en un bol y mezclamos con las patatas fritas. Ya tenemos la mezcla para el relleno.


Ten cuidado de no rellenar justo hasta la boca del pimiento, deja un dedo de margen para que no se salga la mezcla al freir. Con un dedito es suficiente para que no se salga.

Ahora ya podemos freír los pimientos. En la freidora con aceite de oliva y a 200º. 
Sacar y espolvorear con sal fina de mesa por ambas caras.
Cortar en rodaja y colocar en una fuente.





Yo ya tengo mi entrante, espero que os guste tanto como a mi.

¡Saludos blogeros!

14 comentarios:

  1. No sabes cómo nos hemos puesto hoy Taro... todo muy rico pero esta noche frutita que no hemos parado de comer ;))

    ResponderEliminar
  2. Estaban riquísimos estos pimientos rellenos, mía!

    ResponderEliminar
  3. Gracias guapa, da gusto cocinar para tan buenos comensales. Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Buena pinta, sencillos y muy bien explicado. Me los hago esta semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste la receta Ricardo, lo mejor de compartirla es saber que alguien la hace. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Los he hecho y perfecto, además no tenía ganas de pelar patatas y freírlas y he recurrido a una bolsa de patatas pajas de las que utilizo para hacer el bacalao dorado. Las he agregado a los huevos batidos y he dejado que se empapen bien durante un largo rato, también he incorporado un diente de ajo muy muy picadito (soy el tonto de los ajos), y a seguir los pasos de tu receta. De rechupete

      Eliminar
    3. Que bueno Ricardo, yo también suelo tener esas patatas por lo mismo, porque me encanta el bacalao dorado. La próxima vez los haré a tu manera para probar, seguro que igual de ricos!!

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Una de mis recetas favoritas!! Hace tiempo que no la hago, te han quedado estupendas. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Guisadora, yo también hacia tiempo que no los hacia, a partir de ahora creo que caerán más a menudo. Besito!

      Eliminar
  7. ¡14 días sin publicar na de na en el blog! Aburridos y expectante nos tenéis. Ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo, están siendo unos días complicados. Yo de baja, nada grave, enseguida nos ponemos otra vez al lío que lo echamos de menos. Un abrazo!

      Eliminar