viernes, 26 de septiembre de 2014

Un buen queso, Mr. Marshall, Dickens y México

"Como bloguera vuestra que soy, os debo un post breve, y ese corto post que os debo, os lo voy a pagar."



Recuerdo la esencia de la anécdota, pero no la autoría. A un cantaor de esos que dicen por ahí que son casi analfabetos, le preguntaron hace muchos años:
- ¿Usted sabe lo que es un clásico?
- ¡Claro, clásico es lo que no se pué jasé mehó!
Y aún no ha nacido un académico que lo sepa definir con más precisión. Pues eso: pan, queso, Dickens, a las seis de la tarde como almuerzo-merienda. Con un café, por la hora, que si no, cae un vino.
Mis padres saben que me encanta el queso y que odio la leche. Me gustan los quesos bien fuertes y, con este que me regalaron de la Sierra de Aracena, no pudieron acertar más. Es de cabra u oveja (os juro que pone eso en la etiqueta), tiene un par de premios y está curado con pimentón, pimienta negra, finas hierbas y aceite de oliva. Abstenerse quienes no aprecien en lo que vale que catar un queso puede asimilarse perfectamente a la práctica de algunos deportes de riesgo.
Hoy me he saltado el almuerzo porque tenía muchos kilómetros por delante y prefería conducir. Venía por la carretera soñando con el queso y disfrutando como una loca con una de esas maravillas que tienen en las gasolineras por tres euros: los grandes éxitos de Jorge Negrete. Cantando como la desaforada que soy la pista once, que os dejo en el enlace, he llegado de puritito milagro, que dirían en México, aunque lo pasé padrísimo. La guardia civil me ha parado y todo para un supuesto control rutinario, pero yo creo que es porque no les dio ninguna confianza mi manera de conducir con la cabeza hacia atrás, la boca muy abierta, haciendo los coros de cincuenta compadres, lanzando mi sombrero imaginario y brincando en el asiento.

Aunque yo tengo una filia muy brava con el mejor escritor de todos los tiempos que ha parido el Támesis, reconozco que también marida muy, muy bien con nuestro Lazarillo de Tormes. Así que a vuestro gusto.
Que tengáis un fantástico fin de semana.

6 comentarios:

  1. Yo compré otro para mi; está muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. El queso que nos has puesto hoy de aperitivo me ha gustado mucho también. Mil veces más suave, pero adictivo. Besitos, mía.

    ResponderEliminar
  3. Uffff queso con pan!!! Para muy una perfecta combinación... Belén queso es lo q más me esta apeteciendo, no dudo q este estuviera excelente, ya me hubiera gustado probarlo. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, que vives en la Mancha! Necesitas calcio y la naturaleza es sabía. Cuando me pasó lo del brazo, pensaba en quesos a todas horas. Un beso enorme, Taro, y fíate del caserío!

      Eliminar
  4. ¡14 días sin publicar na de na en el blog! Aburridos y expectante nos tenéis. Belén por Dios, esto no puede ser

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Dos semanas con el blog abandonao! Lo sabemos y nos autoreñimos. En nuestra descarga: que verdaderamente no hemos tenido tiempo ni pa mirarnos. Este fin de semana tenemos que ponernos las pilas. Gracias por la regañina, animándonos a seguir!

      Eliminar