domingo, 28 de diciembre de 2014

GALLETAS DE JENGIBRE

Hoy ha amanecido un día especialmente frío y con mucha niebla, he encendido la calefacción y me he metido en la cocina buscando el calor del horno. ¡Galletas, definitivamente hoy es un día para hacer galletas!
Llevo tiempo probando distintas recetas de galletas de jengibre sin que hasta ahora hubiera dado con ninguna que realmente me gustara. Mi amiga Irene puede dar fe de ello, y siento que no haya estado hoy conmigo porque ahora si, ya tengo mi propia y definitiva receta, nada como mezclar lo que mas me gusta de todas y cada una de las recetas que he probado. 


Vamos a necesitar:
300 g de harina de trigo integral, 65 g de mantequilla, 65 g de azúcar, 1 huevo, 1 cucharada de miel de caña o melaza, 1 cucharada de miel de flores, 1 cucharadita de canela, 1 cucharadita de jengibre, 1/2 cucharadita de levadura, una pizca de sal y colorante alimenticio.

Para empezar mezclaremos en un bol la mantequilla (que habremos sacado unas horas antes de la nevera para poderla trabajar) con el azúcar. Mezclamos bien y añadimos la miel, seguimos mezclando. Añadimos el huevo y continuamos batiendo.
En otro cuenco mezclamos la harina con la canela y el jengibre, le añadimos la levadura y la sal. Mezclamos y vamos añadimos pequeñas cantidades de esta mezcla a la mezcla anterior al tiempo que vamos mezclando. Yo aquí he añadido una pizca de colorante alimenticio para dar mejor color (pero es opcional).
Amasamos bien hasta conseguir una mezcla homogénea. Después, colocamos la masa entre dos pliegos de papel vegetal o papel de hornear y usando el rodillo, amasamos hasta conseguir una pasta de unos dos o tres milímetros de grosor.
Cortamos las galletas con los moldes que más nos gusten y las vamos colocando sobre una bandeja de horno con papel de hornear. 


Conforme cortamos las galletas vamos retirando la masa sobrante y la volvemos a amasar para utilizarla de nuevo y continuar cortando galletas; así hasta aprovechar toda la masa.


Calentamos el horno y horneamos 10 min a 180º. Déjalas enfriar un poco y ya están listas para comer o para regalar, ¿qué te parece la idea? Un regalo original para estas navidades, ¿verdad?


Recuerda que si tienes que hornear dos o más tandas de galletas debes sacar la bandeja del horno y dejar enfriar entre tanta y tanda para evitar que las galletas salgan con el borde demasiado tostado.

Un saludo a tod@s.

4 comentarios:

  1. Muy buena pinta, a mí no me ha dado tiempo a hacerlas, quiero hacerlas de mantequilla pero estas tienen que estar riquísimas...ummmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éstas han salido muy buenas, para repetirlas pronto, mmmm deseando ver tus moldes, jjjj Besito!

      Eliminar
  2. Que bien te han quedado las galletas, y un buen regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas pero ya nos hemos pasado estas fiestas, por ahora no más postres, jjj Besito!

      Eliminar