viernes, 30 de mayo de 2014

Spaghetti Carbonara

¡Me encanta la pasta! La primera vez que tomé un plato de macarrones fue el 21 de agosto de 1980. ¿Qué cómo me acuerdo? Porque fue el día que mi madre salió corriendo para el hospital porque nacía mi hermana pequeña, Carolina; y mi tía Sole, que estaba de vacaciones con nosotros en el pueblo se hizo cargo de la cocina. Y pensando en hacer algo fácil y rápido para los siete niños que se le sentaban a la mesa, nos deleitó con unos, para mi, maravillosos macarrones con salsa de tomate natural y chorizo. ¡Qué placer!! Desde entonces indago en el mundo de la pasta y de la cocina italiana casi con obsesión, me encanta.

Esta receta de Spaguetti Carbonara es de un chico italiano llamado Antonio, novio (en aquel entonces) de mi amiga Marisa, con quien compartí casa en Londres. No recuerdo de qué zona de Italia era él, pero me contó que donde él vivía la auténtica salsa carbonara no lleva nata. Así es como me enseñó a hacerlo y así es como lo comemos en casa.



Ingredientes:

Spaghettis (500 g para cuatro personas), bacon (al menos 4 lonchas por persona), media cebolla, 3 dientes de ajo, aceite, sal, pimienta, huevos, parmesano rallado y perejil fresco picado.

Cómo lo hago:

Pongo a cocer los spaghetti en una olla grande con un chorreón de aceite y sal. Yo los dejo al dente que es cómo me gusta.

En una perola grande pongo a dorar la cebolla. Ya he contado muchas veces que no me gusta la cebolla pocha, así que cuando ya ha soltado todo el sabor, la saco y la tiro pero en la receta original no se hace así, sino que se deja tal cual en la perola. Así, la tiro, o según el caso, la retiro y la añado al plato del comensal que la quiera, pero esto ya al final... Cuando he retirado la cebolla, pongo a dorar los ajitos muy picados. Cuando estén dorados añado las tiras de bacon que habremos cortado en tiras finas. Lo rehogo todo. Bajo el fuego.

En un bol ponemos un huevo por comensal más 1 yema más por cada dos comensales. O sea, que en este caso serían 4 huevos más 2 yemas. Bato con un puntito de sal, y batidos los huevos, añado una pizca de pimienta, queso rallado en abundancia y el perejil fresco picado. Lo bato todo de nuevo.

Ya solo queda mezclar. Encendemos de nuevo el fuego medio, añadimos los spaghetti escurridos y rehogamos, que entre el aceitito por entre los spaghetti. A continuación, agregar los huevos batidos y remover todo el tiempo para que el huevo se reparta y no se asiente al fondo de la perola. Yo esto lo hago a fuego más bien bajo. Y ya está listo para servir y disfrutar, claro está!!



De este mismo chico guardo la receta de pasta con calabacín, pero esa para otro día...

lunes, 26 de mayo de 2014

CARRILLADA EN SALSA DE MIEL Y CIRUELAS

Hoy he ido a guisar la carrillada como siempre la hago, en la típica salsa de cebolla, ajito, ñora y vino, con un toque de clavo, pimienta y laurel. Pero ha sido ponerme y ver el fondo de un tarro de miel a un lado de la cocina, y al otro lado un paquete empezado de ciruelas pasas, y así como sin querer se ha transformado la receta en una delicia de esas en las que coges pan y mojas... ¡Ahí va!



Ingredientes:
1 kl de carrillada o carrillera, 1 cebolla grande, 8 ciruelas pasas grandes sin hueso, 1 vasito de vino blanco, 3 dientes de ajo, aceite, sal, pimienta, 2 cucharadas de miel, media cucharada de canela, una pizca de nuez moscada.

Cómo prepararlo:
Para empezar cojo mi fantástica olla cocotte para cocinar al horno sin excesos de grasa, pues estas ollas cocinan los alimentos en su propio jugo, lo que hace que los platos tengan un sabor más intenso.
Bueno, pues echo un chorreón escaso de aceite en el fondo y coloco encima la carrillada a la que le habremos quitado la grasa. Pico los tres ajitos (si, me gusta el ajo, conmigo la Victoria Beckam se volvería a marchar de España, jiji) y lo distribuyo por encima, sal pimiento y añado un nuevo chorrito, escaso, de aceite. Tapo la olla y todo al horno a 200/220º.
La dejo diez minutos, abro el horno y le doy la vuelta.
En una sartén aparte pongo a dorar una cebolla grande picada y las ocho ciruelas también picadas. Cuando ya estén pochadas y doraditas añado el vaso de vino y dejo cocer. La razón de hacer esto aparte ya lo he explicado otras veces. La cebolla me encanta, pero su textura no. Así que el siguiente paso es pasarlo a un vaso de batidora y batirlo todo. Si lo necesitas le puedes agregar un poco de agua para batirlo mejor. 
Abrimos el horno, que ya llevará una media hora cocinando, y le añadimos a la olla esta salsa junto con la miel, la canela y la nuez moscada y dejamos cocer otra media hora más. 


Ya está la carne super tierna, jugosa y sabrosa con esta salsa agridulce. Espero que os guste. Mi hijo que es mi mayor fan ha mojado pan. 

Esta receta se puede hacer también con vino tinto. Yo la hago según el día y el vino que tenga abierto en la nevera. Eso si, que el vino sea buenecito... 

¡Saludos cocinillas!!

viernes, 23 de mayo de 2014

Salteado ligero

Después del atracón de ayer con el brownie, hoy me apetecía comer algo ligero pero sabroso, y qué mejor que un delicioso salteado de alcachofas y surimi (palitos de mar). 

La receta no necesita mayor explicación. Poner un ajito picado en una sartén con aceite y saltear los corazones de alcachofa con los palitos de surimi. Yo pongo una lata pequeña de corazones de alcachofa al natural por persona, y 5 ó 6 palitos de surimi . Troceo los corazones en 4 trozos y los palitos igual, en 3 ó 4 trozos. Lo salteo todo y cuando ya está listo le añado un chorreón de vinagre balsámico que dejo reducir unos segundos.

Y ya está, rico, rico!!



Esta receta es perfecta para dietas bajas en calorías, lo que me recuerda que ya tengo que ponerme con la dieta de las 500 calorías y la operación bikini, jijiji



jueves, 22 de mayo de 2014

BROWNIE

Brownie (de chocolate, claro).

Hay muchas recetas, todas iguales y todas con  distintas cantidades de los ingredientes. Yo lo hago de la manera más fácil:

Ingredientes: Una tableta (entera) de chocolate negro, una barra de mantequilla de 125g, 4 huevos, 200 g de azúcar, 100 g de harina. Si te gustan los frutos secos, le puedes añadir a la mezcla final un puñado de nueces picadas o pistachos.

Para empezar ponemos el chocolate en onzas con la mantequilla en un cazo al baño maría y vamos removiendo mientras mezclamos.

Aparte, en un bol, batimos los huevos y vamos añadiendo el azúcar poco a poco, mezclando poco a poco con la ayuda de un tenedor o barilla.

Cuando ya esté lista la mezcla de chocolate y mantequilla, la apartamos y volcamos en el bol con el huevo y el azúcar. Seguimos mezclando. 

Por último, vamos echando la harina en la mezcla anterior, mezclando muy bien y removiendo con fuerza (ésta es una receta para fortalecer brazos, jeje, o al menos uno de ellos).

Ya sólo queda preparar un buen molde para horno. Si es de silicona no necesitas más que verter la mezcla. Si es de otro material, recuerda untar las paredes con mantequilla y harina para que no se te pegue.

Preparar el horno a 180º  y dejar hornear 40 min. aproximadamente. Lo mejor para saber si ya está listo es pincharlo con un palillo y ver si sale seco (ojo, que este bizcocho tampoco conviene dejarlo muy seco, sino jugoso, por dentro). Sacar y dejar templar.

Y listo, puedes servirlo con helado de vainilla o fresa, o bien con sirope de chocolate por encima. Aunque así, tal cual, está para chuparse los dedos... 





¿Quién quiere un trozo?? Yo he repetido, ooops!!



BACALAO DORADO

Bacalao Dorado o Bacalhau à Brás, para mi, mucho más que un revuelto.

Necesitas: 200 g de bacalao desalado y desmigajado (yo lo dejo en agua al menos 24 horas durante las cuales le voy cambiando el agua para limpiarlo de sal), patatas paja o 2 patatas grandes para freir, 4 huevos y aceite.

Normalmente suelo hacerlo con patatas pajas pero ayer mi hijo se empeño en que las hiciera yo (se ve que él aún llega con energía a la hora de la cena). Total que me puse y las corté en pajitas muy finas. Las freí en aceite de oliva muy caliente y las fui apartando en una sartén. De este modo, aprovecho el aceite que van soltando para hacer luego el revuelto. 

Escurro el bacalao y lo añado a la sartén con las patatas. Y a continuación hecho los huevos batidos. Y con el fuego medio voy removiendo. 

 ¡Ya está listo!!!



  El gallo da lluvia para estos días, y esta comida apetece, mmm ¿A ti también??

miércoles, 21 de mayo de 2014

Ensalada de coliflor con ajitos fritos y gambones

De verdad de la buena que la foto no hace justicia a esta ensalada. Está riquísima y os invito a que comprobéis que no exagero nada. Hasta ahora, como cuelgo mis recetas con toda la confianza del mundo creyendo que sólo nosotras (las hermanas y una Marx) leemos el blog, ni he caído en la cuenta de dar una lista de los ingredientes necesarios, pero ya es hora de que remedie semejante olvido:
INGREDIENTES:
Una coliflor. Pero no una cualquiera, la mejor y más bonita del puesto del mercado (si es el de Feria, aún mejor).
Cinco o seis dientes de ajos.
Seis gambones enormes, enormes.
Aceite, vinagre y sal.
ALLÁ VAMOS:
No puede ser más fácil. Limpiamos y troceamos la coliflor y la ponemos a hervir en una olla. A mí me gusta que quede crujiente, por lo que unos diez minutos van bien. Tengo una amiga que afirma que uno de los signos por los que se puede colegir que soy brujita o similar es que mi casa no huele a coliflor hervida durante ese proceso, y es cierto. Un misterio sin respuesta pero que hace que no tenga ningún reparo en cocinar esta verdura. Tanto mejor.
Mientras hierve la coliflor, quitamos a los gambones cascaras, cabezas y colas, que junto con una hojita de laurel y una pizca de brandy nos dará para un caldo maravilloso que siempre será bienvenido cuando hagamos un arroz o fideuá. Reservamos los gambones pelados y cortamos en láminas finitas los dientes de ajo desprovistos de la piel. Ponemos el aceite (no pienso aclarar jamás que es aceite de oliva. No compro de girasol desde que era estudiante, pero allá cada cual, que hay gente muy loca) a calentar y cuando esté listo freímos los ajitos. Ya va siendo hora, mientras tanto, de escurrir la coliflor, pasarla a una fuente y rociar con sal gorda (siempre; cocinar con sal fina es de majaras). Cuando estén tostados pero no quemados los ajitos, apartamos y vertemos junto con el aceite sobre la coliflor, y  aliñamos con vinagre. En la misma sartén salteamos los gambones. Yo corté antes cada uno en cuatro partes. Un par de minutos con la cuchara de madera volteando para que se hagan por igual pero sin secarlos y añadimos a la ensalada. Ya la tenemos lista para enfriar en la nevera. En un par de horas es una delicia, pero al día siguiente, ni os cuento. 
Este plato marida perfectamente con Villette, de la señora Bronte, por dos razones. La primera es porque da la casualidad de que es justo lo que ando leyendo y que os recomiendo encarecidamente. Qué disfrute, por dios! Y la segunda es porque a los british, gustándoles tanto las verduritas y tal, las hacen con poquísima gracia (que no saben comer, vamos) y esta receta sí la tiene. Para compensar, un número extraordinariamente numeroso (en proporción al tamaño de su isla) de los grandes genios que la literatura ha dado, son british. No se puede tener todo!

domingo, 18 de mayo de 2014

Salmorejo



Ingredientes:

-1/2 ajo.
- 7 tomate pera.
-1/2 barra de 1/4.
-aceite, vinagre y sal.

Preparación:
Muy sencillo de hacer. Yo uso una batidora de vaso. Pongo todos los ingredientes y el secreto esta en el aceite,  para que sepamos la medida sería un vaso de los de agua para esta cantidad de tomate y pan y dejar por lo menos 10 minutos batir bien.

Se puede acompañar con huevo duro, con atún, con jamón en taquito, con caballa...eso al gusto.

Buen fin de semana!!!

viernes, 16 de mayo de 2014

ROAST BEEF

Otra receta super fácil que te resuelve cualquier cena o reunión en casa: El clásico Roast Beef inglés. 

Yo lo hago en una olla cocotte, regalo de mi madre de unas navidades. Todas las hermanas de la familia tenemos una de estas fantásticas ollas (gracias a ti, mamá, muack, muack). Se puede usar tanto en la vitrocerámica como en el horno, y cada una la usamos de una manera. Recuerda que si la pones en la vitro tienes que poner el fuego más bajo. Lo bueno de esta olla es que los alimentos se cocinan en su propio jugo, sin necesidad de excesos de aceites o grasas. Yo, en particular, me estoy aficionando a usarla ahora, especialmente en el horno.

La receta es bien sencilla. Para una pieza de 1 kilo más o menos, que previamente he salado por todas sus caras, echo un chorreón escaso de aceite de oliva virgen extra en la olla y coloco encima la pieza. Introduzco la olla en el horno a 180º y la abro cada dos minutos para ir dorando todos los lados de la carne. Ya dorada, la dejo 20 minutos de un lado y 15 ó 20 del otro lado. Ya sabéis que los ingleses no se comen la carne muy hecha, pero a mi me gusta que esté bien hecha pero jugosa... y así me quedó!!!



Ya sólo tenéis que lonchear...


... y servir!!!



Y para acompañar lo que queráis, unas patatas asadas, verduras salteadas, puré de patatas o una ensalada al gusto, como en la foto!!!



Para mi, la mejor forma de disfrutar de un buen trozo de ternera. Según donde vivas, pide al carnicero que te dé un buen trozo de "contra", "tapa" o "tapilla". 

¡¡Espero que lo disfrutes como yo!!

Mojarritas Fritas

Hace un par de noches pude disfrutar de una cena fresquísima gracias a mi hijo de 12 años. Se fue a Isla Cristina con unos amigos a pasar el fin de semana y entre otras experiencias surgió la ocasión de salir a pescar con unos familiares de dicho amigo. Estos les enseñaron como ensartar la caña y echar el anzuelo, y ya no hubo quien pudiera recuperar la caña. Entre los dos pescaron un par de docenas de mojarras, un par de chocos y una dorada de las aguas de Punta Umbría. Y qué suerte la mía que al día siguiente tenía en casa parte de este botín para mi estomacal deleite.

Sólo tuve que limpiarlas; quitarle la cabeza, las tripas, la cola, las aletas y las escamas. Salar, enharinar y freir, recién llegadas del mar, frescas frescas y ricas ricas, y más si las pescó mi hijo. Lo mejor, la cara con la que me miraba mientras las disfrutaba.



¡¡¡Que me gusta el pescaito frito!!!

viernes, 9 de mayo de 2014

Bacalao con Naranja


Ingredientes:

-1 Naranja.
-Cebolla en lámina.
-Bacalao Ahumado.
- Aceite y sal.

Preparación:

Ay que calor que esta viniendo¡¡¡  Pues con esta ensalada seguro que nos refrescamos. Os cuento como la preparo. Corto la naranja, la cebolla y lo pongo en el plato con un pelin de sal y un buen chorreón de aceite. La naranja con aceite es para mí un manjar. Y ya solo queda ir decorando con tiras de bacalao ahumado. 

...ay tan fácil... y tan rica...


Bacalao con Tomate



Ingredientes para 2 personas:

- Sobre de bacalao congelado, del que vienen 3 trozitos.
- medio pimiento rojo.
- 1 pimiento verde.
- media cebolla.
- 1 ajo.
- aceite y sal.
- 1 lata de tomate triturado. 

Preparación:

Pongo el aceite en la olla y hago un sofrito con la cebolla y el ajo. Lo bato porque me da un asco que me muero masticar la cebolla pocha (cosa de familia). Después mientras bato, pongo los pimientos troceado pequeñito en la olla y los dejo que se hagan un poco. Al bacalao le quito la piel (es coser y cantar porque se quita fácilmente) y lo troceo en daditos. Echo mi cebolla batida y el bacalao, un pelin de sal y rehogo todo  unos 3 minutos. Ya solo queda echarle el tomate... que puede ser perfectamente tomate natural rallado, pero en esta ocasión le eche uno de lata. Y ya solo queda dejar freír el tomate. Uno sabe cuando está porque se va consumiendo el agua del tomate y va cogiendo un color rojo oscuro.

A mi me gusta servirlo con un huevo plancha encima... pero perfectamente lo podéis comer tal cual o con unas rebanaitas de pan frito.

Espero que os guste!!!

martes, 6 de mayo de 2014

Revuelto de gambas y ajetes tiernos


Cocina de mercado stricto sensu. O sea, que no hemos planificado nada para el almuerzo, que estamos dando una vuelta por el mercado (si es el de Feria, mejor) en plan tontorrón, dejándonos querer por este puesto y el otro y, de repente, la visión de un humilde manojo de tiernísimos ajetes nos da la clave. Así que, habiéndonos agenciado los ajetes previo pago de los mismos, volamos a los puestos del mar para comprar un cuartito de gambas y, si estamos seguros de que en la nevera no escasean los huevos, misión cumplida. Una paradita para una cerveza si la hora lo pide y para casita a cocinar.
Limpios los ajetes y cortados en rodajas (sin despreciar la parte verde) los salteamos en una sartén con un poquito de aceite. Mientras, pelamos las gambas y reservamos las cabezas y cáscaras porque las aprovecharemos para un caldo que siempre podemos congelar y tener a punto para cuando nos apetezca un arroz. Cuando casi estén los ajetes, añadimos las gambas y removemos a fuego medio. Se hacen en nada, el tiempo justo de batir tres huevos si los comensales son dos, salpimentar y añadir a la sartén. Bajamos el fuego y removemos hasta que estén cuajados. Ya sólo queda servir, adornar con perejil fresco recién picadito y disfrutar. Porque esta receta tan fácil no puede ser más agradecida en textura y sabores. Vamos, que me encantó!
Esta receta tan rica como sana, la marido con cualquier novela (magníficas todas) del comisario Montalbano porque, en mi opinión, no come tan bien como presume. Debe tener el colesterol regular y además, repite más que a menudo el menú: arancinis, salmonetes, berenjenas con queso, pulpitos y poco más. Vamos, que yo a Sicilia, lo que es a comer, no iría.

Bizcocho de Canela y Chocolate.


Ingredientes para el bizcocho:
- 6 huevos
- 1 yogurt de limón Danone
- 1 vaso de aceite
- 3 vasos de azucar
- 3 vasos de harina
- 1 sobre de levadura
-Canela en polvo
-Ralladura de un limón
-Mantequilla y harina para el molde

Para cubrirlo de chocolate:
-4 porciones de chocolate nestle de postre
-2 cucharas grandes de mantequilla

Preparación:

Para el bizcocho se mezclan todos los ingredientes hasta hacer una masa. Las  claras se baten aparte hasta conseguir el punto de nieve y volvemos a mezclar. Dejamos reposar unos 5 minutos. Pasado ese tiempo en el molde previamente untado con mantequilla y harina echamos nuestra masa y horneamos a 180 grados unos 30 minutos, yo lo voy pinchando y cuando sale el palo de metal ( de los de pinchos) limpio es que esta bien cocido.
Para el chocolate con el que vamos a cubrir el bizcocho, utilizamos un cazo pequeño en el que echamos el chocolate y la mantequilla y a fuego muy lento dejamos derretir. Se puede hacer al baño maría para que no se os queme. Y ya solo queda cubrir el bizcocho y decorar como más os guste. 
Os aseguro que esta buenísimoooo!!!!!

sábado, 3 de mayo de 2014

ATÚN ENCEBOLLADO

La receta de hoy la hago desde mis años de universidad, desde un día que la probé en el bar Las Lapas, en la calle San Gregorio de Sevilla, muy cerquita de la Puerta de Jerez. Desde entonces no lo he comido igual, claro que de esto hace mucho tiempo y el bar puede haber cambiado de cocineros e incluso de carta de tapas, pero estaba buenísimo y de ahí me viene mi adicción al atún encebollado. No soy fan de la cebolla pero batida la incluyo en todos mis guisos. Ecco la receta!!



Ingredientes:

Atún en taquitos (a mi me gustan grandes), 1 cebolla grande, 3 ó 4 dientes de ajo, aceite, sal, pimienta, laurel, romero, estragón, eneldo, vino blanco de guisar o cerveza.

Preparación:

En una sartén grande echamos un buen chorreoń de aceite y rehogamos a fuego fuerte la cebolla, el ajo y el atún, todo junto. Punteamos el atún por ambas caras y cuando esté dorado bajamos el fuego para que se haga poco a poco y no se nos quede seco el pescado ni se nos queme la cebolla. Condimentamos con sal y las especias, removemos y le añadimos medio vasito de vino blanco o cerveza, dejamos cocer 10 minutos más, y listo. Siempre con el fuego medio.
Antes de presentarlo yo separo el pescado y las hojitas de laurel y bato la salsa, y después lo vuelvo a mezclar todo. Ya está listo para comer, acompañalo con un cous cous o con unas patatas fritas, y no te olvides el pan para mojar en la salsa!!!



MMMMM Delicious!!