domingo, 22 de junio de 2014

ARROZ CON HIGADITOS


Otro de los guisos tradicionales que hemos comido toda la vida en casa, y nueva receta que le tengo que agradecer a mi madre. ¡¡Cómo nos gusta!!! Arroz con higaditos de pollo, mmmm


Yo lo hago mezclando pollo con higaditos porque siempre hay alguien que viene a comer a quien la simple mención de los higaditos del pollo le echa para atrás. Yo reconozco que tampoco soy de comer muchas vísceras, pero de los higaditos y del hígado de cerdo, soy fan.

Ingredientes:
1 tomate, 1 pimiento pequeño o medio pimiento grande, media cebolla, 3 ajos, medio kilo de higaditos de pollo, 4 ó 5 piezas pequeñas de pollo para guisar, aceite, sal, laurel, pimienta, pimentón dulce, arroz redondo, un chorreón de vino blanco, agua.

Cómo lo hago:
Para empezar limpiamos los higaditos y los corazones de pollo quitándole toda la grasa, limpiamos también los trozos de pollo y apartamos.

Hacemos un sofrito con el tomate, el pimiento, la cebolla y los ajitos, todo picado y a fuego medio. Cuando esté listo, lo apartamos y pasamos a la batidora. Batir y reservar.



El la misma cacerola en la que hemos hecho el sofrito doramos el pollo por todos lados. Después añadimos los higaditos y corazones, salamos, y seguimos dorando. Incorporamos el batido del sofrito, el laurel y la pimienta y seguimos removiendo y mareando, que la carne coja todo el sabor. 



Agregamos el chorreón de vino y especias de romero si queremos (opcional), dejamos cocer un rato y cubrimos con agua. Cocemos unos 20 minutos y por último ponemos la media cucharita de pimentón dulce, removemos y ya está listo para echar el arroz. Yo suelo poner dos puñaditos de la mano por persona, y esta receta es para cuatro personas aproximadamente.

Ya sólo queda esperar a que se haga el arroz removiendo de vez en cuando. 
Mi truco para que el arroz quede perfecto es dejarlo al dente y apartar, entonces tapar la olla con un paño seco y limpio y dejar reposar el arroz unos cinco minutos... Espero que lo hagáis, ya me diréis!!

Mi hijo lleva rato preguntando si no sobró un plato de arroz del almuerzo para la merienda... Quedas avisado: si lo pruebas, repites!

viernes, 20 de junio de 2014

Macarrones, pollo y economía de guerra


¿Se puede preparar un plato exquisito con la nevera desolada y la despensa por el estilo? Se puede y os lo voy a contar. Vi el otro día que tenía un par de tristísimos filetes de pollo con los que no podía montar gran cosa y que se iban a echar a perder, entonces recordé una receta que había visto vete a saber dónde de pasta con berberechos naturales y una, que es muy lanzada, se dijo: pues nada, los berberechos los sustituyo ahora mismo por unas tiritas de pollo y el resto lo hago tal cual. Y qué feliz idea, porque estaba riquísimo y esta receta la haré muchas veces más si Dios quiere y me da salud, porque poco más se necesita para hacerla.

Si disponemos de:
2 filetitos de pechuga de pollo
3 o 4 dientes de ajo
Pimentón dulce, picante o una mezcla, al gusto, de ambos. Yo utilicé picante.
4 cucharadas de tomate frito (vale hacer trampa y utilizar uno de bote, no se nota. Los sibaritas, ya saben...)
Un alegrón de vino Montilla-Moriles.
Aceite
Sal
Pasta. La que tengamos. Si es fresca, mejor, claro. Yo utilicé macarrones secos corrientes y molientes.

Podemos empezar:
Cortamos, tras quitarles la poquilla grasa que tienen, los filetes de pollo en tiras. En una sartén, calentamos un fondo de aceite y doramos los dientes de ajo cortados en láminas. Cuando estén tostaditos, apartamos del fuego y añadimos el pimentón. Incorporamos el pollo en tiras, salamos y mezclamos. Volvemos a llevar al fuego (medio) y añadimos las cuatro cucharadas de tomate frito. Removemos y añadimos el vino. Podemos ya hervir la pasta. Entre calentar el agua y cocerla, tenemos el tiempo necesario de mimar la sartén con nuestro pollo y su exquisita salsa que irá espesando si la trabajamos con cariño y le vamos contando nuestras cosas. Ya sólo queda colar la pasta, servir y añadir por encima el pollo en su salsa. Si tenemos perejil fresco y la paciencia de picarlo pequeñito para adornar, entonces es que somos muy requeteapañadas. ¿O no?

Marido este plato con Sin blanca en París y Londres, de Orwell, por razones obvias. Sin blanca se puede comer de lujo. Sólo se necesitan ganas e imaginación. Por cierto, el libro lo recomiendo absolutamente y, aunque mi ejemplar tiene muchos años, creo que hay una edición bastante reciente de El Acantilado.



miércoles, 18 de junio de 2014

Arroz maravilloso de fin de semana


Quiero empezar aclarando que no tengo mala mano para los arroces pero vaya a saber usted por qué, esas cosas son un verdadero misterio, este que hoy os traigo me quedó difícil de superar. El típico arroz que en un restaurante te sale más caro que operarte la miopía y te parece bien pagado. Sin exagerar. Y aunque la foto sigue siendo tan mala como todas las mías, podría haber sido peor, hasta en eso tuve suerte. 
Intentaré recordar cómo lo hice para darnos la receta, porque como casi todo en la vida que se precie, fue fruto del azar, del humor del momento y de los movimientos invisibles del aire...

Necesitaremos:
6 gambones hermosísimos. Si los compramos en el mercado de Feria, mejor. (Os prometo que no me llevo comisión, ni trato de favor, ni nada de nada. Ni siquiera saben la publicidad que les hago, pero me encanta este mercado de Sevilla y una es como es).
Un cuartito de gambas de Huelva.
Un cuartito de almejas de carril (las compro poco o casi nunca, pero estaban regaladas).
Un tomate.
Arroz redondo.
Aceite.
Sal.
Perejil.
Iba a ponerle una ñora, pero se me olvidó, así que de ñora, nada de nada.

Manos a la obra:
Lo primero es pelar los gambones y reservarlos. Con sus cáscaras, colas y cabezas haremos el caldo. Las ponemos en una cacerola con un chorreón de aceite y vamos aplastando las cabezas con una cuchara de madera. Cuando llevamos unos minutitos y la cocina huele a gloria ya, añadimos el agua y un tomate cortado en cuatro gajos. Ponemos el fuego suave y podemos leer un buen rato, poner música o lo que nos de la gana. Cuando el caldo esté listo (en mi opinión una horita está bien, pero teorías hay muchas) colamos y reservamos. Pelamos las gambitas onubenses y reservamos sus cáscaras para otro caldo de otra receta de otro día que será otra historia... Aquí no se tira nada, que es de botarates eso de tirar cositas buenas. Con las almejas tenemos el cuido de tenerlas en agua con sal e irlas cambiando de la susodicha agua salada para que suelten la arena. A mí me aseguró mi pescadero que no tenían nada de arena y que no hacía falta, pero un rito es un rito, la disciplina es lo que es, yo me identifico mucho con Santo Tomás y que si no, me parece que me estoy escaqueando.
Es el momento de poner aceite en el fondo de la olla que vayamos a utilizar y calentarlo. Añadimos el arroz (yo puse un puñado por comensal, dos para la olla y ni faltó ni sobró un grano), salamos y removemos. Un padrenuestro rezado a buen ritmo y añadimos el caldo que tenemos reservado. Como las gambas tienen poca cocción, las añadí cuando al arroz le quedaban unos ocho minutos. Como las almejas tienen aún menos, las añadí cuando le quedaban cinco minutitos de nada. Los gambones los hice a la plancha, vuelta y vuelta, casi nada y los serví por encima de todo. Perejil recién picadito como bendición final y no se precisa más para tocar el cielo. El arroz, suerte que tuve, me quedó meloso que ni buscado...
Esta maravilla de sabor la marido con Las cosas de Perec, porque aunque es una obra (¿novela?), en mi opinión, sobrevalorada, que leí con verdaderas ganas de acabar y que no recomiendo ni a mis enemigos porque, para empezar, quiero creer que no tengo ninguno, el título me viene muy bien: estas son las únicas y pocas cosas importantes. Compartir un arroz maravilloso con nuestros seres queridos* el fin de semana...¡poco más nos vamos a llevar de este suceso singular que llamamos vida!

* ya sé que seres queridos es una expresión bastante viejuna, pero no encuentro otra más fiel al pensamiento de seres queridos. 

domingo, 15 de junio de 2014

Albóndigas Caseras.



Las albóndigas, a diferencia de muchas personas, yo las hago con una salsa de pimiento verde. Os lo explico.
Para preparar las albóndigas utilizo 200g de carne picada mixta, pimienta molida, sal, dos huevos, un vaso de vino y pan rallado hasta lo que admita. Hacemos las bolas y "enjarinamos" y freímos en aceite bien calentito dando vueltas a las bolas para que doren por igual.
Aprovechando ese aceite o parte de él, mejor dicho, hacemos un sofrito con 3 dientes de ajos, dos pimientos verdes italianos troceados y media cebolla. Cuando está pocho lo batimos. En la olla ponemos las albóndigas, el sofrito, un vasito de vino, y un vaso de agua. Dejamos cocer unos 15minutos y ya lo tenemos listo.
Queréis saber porque en la foto no va con guarnición... seguro que habéis pensando que hago la fiesta de las albóndigas y que ese día solo se comen albóndigas. Pues tiene una explicación a Fran le gustan con arroz cocido y mezclarlo con la salsa y a mi me gusta con ensalada. Así que ese día cada uno tenemos nuestra guarnición para disfrutarlas como más nos gusta. Y vosotros... que guarnición le pondríais?

Carrillada Ibérica en salsa.


Después de muchos días sin publicar os traigo una receta que me encanta y que me dispongo a compartir con todos vosotros para animaros a todos a cocinarla y después a disfrutarla tanto como yo.
Yo hago unas 6 carrilladas. En la olla express pongo aceite y cuando este bien caliente las punteo. Una vez doradas las aparto y en ese aceite pongo media cebolla, dos ajos, medio pimiento rojo troceado y le añado la carne de una ñora.
 Os explico como le saco la carne a la ñora: en una taza de te caliento agua en el microondas, cuando esta bien caliente le pongo la ñora dentro y tapo la taza con su tapa correspondiente. De esta manera se va poniendo blandita para que a la hora de sacarle la carne con una cucharita de las de café no tengamos ningun problema. Yo la dejo como 15 min dentro de la taza.
Cuando tenemos nuestro sofrito, lo ponemos en el vaso de batir y batimos bien. De nuevo todo a la olla, sofrito, carne, y además zanahoria, sal, pimienta, tomillo y dos hojas de laurel. Lo mareo todo para a continuación echarle un buen vasito de vino tinto. Cuando vemos que rompe a hervir porque le esta evaporando el alcohol, ya solo nos queda echarle un vaso de agua, cerrar la olla express y dejarlo 40 min desde que empieza a pitar.
 Os aseguro que durante toda esta preparación estáis pensando en bajar a comprar el pan, enfriar una buena botella de vino, y rezar para que tu marido llegue pronto de trabajar para comer lo antes posible. Dicho queda!!!

ALBÓNDIGAS DE CHOCO

ALBÓNDIGAS DE CHOCO

Desde hace poco sigo un blog que me encanta y del que he sacado esta receta, aunque como todo cocinilla la he transformado a mi gusto y mi manera. El blog en cuestión es el de GUISADORA DUNCAN, un blog lleno de buenas recetas escrito con un mucho humor (que a mi me arranca auténticas carcajadas) y una fluidez que engancha, un blog lleno de anécdotas cercanas. Os dejo el enlace porque sé que os va a gustar.  

http://guisadoraduncan.blogspot.com.es/
 
También os dejo el enlace de la receta original:

http://guisadoraduncan.blogspot.com.es/2014/05/albondigas-de-choco-y-una-historia-del.html

Y cómo no, darle las gracias a Guisadora Duncan por esta receta; le prometí que la haría y aquí está. La preparé esta semana para la celebración del cumpleaños de mi hijo y os aseguro a todos que fue un éxito total. Gracias!


Ingredientes:

2 chocos o sepias de los que vamos a aprovechas los cuerpos (las patas las tengo reservadas para una cazuela de marisco que haré proximamente), medio puerro, tres ajetes tiernos, 3 huevos, perejil, pan rallado, 1 lata de tomate triturado de medio kilo, aceite, sal, media cebolla, 2 ajos, fumet de pescado 1 cucharada sopera de curry.

Cómo lo hice:

En primer lugar hay que trocear o picar lo más pequeñito que se pueda los cuerpos de los chocos limpios. Mi picadora no va así que me armé de valor y lo hice a mano con un buen cuchillo, reconozco que lleva su trabajito, pero la receta merece la pena. Y si tienes picadora, pues genial.
Ya picadito lo mezclamos en un bol grande con medio puerro, tres ajetes tiernos y perejil, todo muy picado. Añadimos la sal y los tres huevos batidos; luego ya vamos añadiendo el pan rallado según admita la mezcla para que no se nos desboronen las albóndigas.


Ahora toca dar forma a las albóndigas...



Las pasamos por pan rallado y a freir... Cuando estén fritas las apartamos y reservamos.


Ahora vamos a preparar la salsa de tomate con un toque de curry que es lo que más me llamó la atención de esta receta.
En una cacerola con un buen chorreón de aceite ponemos a freir la cucharada de curry. A continuación añadimos la media cebolla picada y el ajito también picado, y seguimos dorando. Agregar el tomate triturado, un buen pellizco de sal, y dejar freir todo, que se haga bien el tomate.Por último, añadir el fumet de pescado y dejar otros cinco minutos. Recuerda que la salsa de tomate salta mucho y ensucia toda la cocina, así que recuerda tener a mano una buena tapa.

Ya lista la salsa la pasamos por la batidora. Ahora pasamos las albóndigas a la cacerola y dejamos cocer un rato para que se hagan bien por dentro. No sabéis lo buenas que están y las ganas que me están entrando de prepararlas de nuevo. Yo para acompañar no recomiendo más que una buena barra de pan para mojar en la salsa, mmmm



Gracias a Guisadora Duncan por tan buena receta y a tod@s, no dejéis de visitar su blog, lo vais a disfrutar!!!

jueves, 12 de junio de 2014

LASAÑA

LASAÑA DE CARNE

Nos encanta la lasaña, aunque de tanto ver los dibujitos de Gardfield mi hijo solía decir que era comida para gatos. Hoy por hoy, esta comida para gatos es de sus favoritas...

Ingredientes
10 Placas de lasaña, 300 g de carne picada de cerdo, 300 g de carne picada de ternera, 2 dientes de ajo, sal, agua, aceite, orégano, albahaca, romero, tomillo, pimienta, tomate frito, mantequilla, bechamel, queso parmesano rallado o en polvo.






Cómo la hago:

Por un lado pongo a cocer las placas de lasaña con sal y un chorreón de aceite para que no se peguen. Anoche, sin embargo, usé una placas de la marca El Pavo que no necesitan coción, basta con que las metas en agua caliente porque ya vienen precocinadas.

Por otro lado preparo la carne. En una sartén grande pongo a dorar primero los ajitos muy picados con un buen chorreón de aceite. A continuación pongo la carne picada y voy removiendo y deshaciendo la carne para que quede suelta y se haga bien por todas partes.  Añado sal, pimienta y las especias según el gusto de cada cual, yo pongo orégano, albahaca, romero, y a veces, tomillo. Sigo removiendo y con la carne bien hecha agrego un casi un brick de 200 ml de tomate frito.  Dejo cocer, removiendo de vez en cuando.
Lista la carne la aparto y empiezo con el montaje de la lasaña.

Preparo una fuente de cristal y embadurno el fondo con un poco de mantequilla.
A continuación, cubro el fondo con la mitad de las placas de lasaña. Añado la mitad del preparado de carne y la reparto por todos lados. Ahora toca una capa fina de bechamel. Antes solía preparar yo una bechamel casera, pero la de marca Hacendado del Mercadona me encanta para la lasaña y así es mucho más rápido. Cubierta con bechamel ahora toca repetir,  capa de placas de lasaña, otra capa de carne y bechamel. Por último espolvoreo queso rallado en cantidad cubriéndolo todo. A mi me gusta con parmesano pero un cheddar rallado también va bien.

Y ya está, lista para meterla en el horno precalentado a 250º y gratinar. ¿A quién no le gusta? Aunque sea comida de gato, jajjajja

¡¡Que la disfrutéis!!

miércoles, 4 de junio de 2014

PASTEL DE ATÚN

Aquí estoy con una nueva aportación al concurso. En este caso he seleccionado una receta de atún en conserva al natural, una receta muy sana y muy veraniega. La receta me la dio un día una amiga en el parque del Alamillo. La cosa era que cada uno llevara algo para un picnic, y ella, Inma Marchena, nos sorprendió con éste sencillísimo pastel de atún.



Ingredientes:

3 huevos, 3 latas de atún al natural, 200ml de leche (lo que es un vaso de los de agua pero no muy lleno), y 7 palitos de surimi (palitos de mar), sal y pimienta.

Cómo lo hago:

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, la leche, los huevos, los palitos de mar y el atún escurrido, salpimentamos al gusto y batimos.




Para este pastel yo utilizo un molde de silicona. Teniendo en cuenta que la mezcla del pastel es líquida y que es muy difícil manejar un molde de silicona de estas características lleno de líquido, conviene colocar primero el molde sobre el plato del microondas, volcar la mezcla y después meter todo junto en el microondas. En este orden:




Ahora ya solo queda cocinar a potencia máxima de microondas (el mío llega a 850W) durante 7 ó 10 minutos. Yo siempre lo pongo primero 7 minutos y después voy añadiendo minutos según necesite de coción, lo normal es darle diez minutos, pero como varía de la potencia del microondas, empieza por 7 y evita disgustos, que se te puede quedar muy seco...

Y ya está listo. Ahora sólo queda desmoldar y dejar enfriar para después servir, que este pastel se sirve bien fresquito.

Sencillo ¿verdad? Y lo mejor es que es una receta sin grasa alguna, ideal para esa dieta de las 500 calorías diaria que yo me marco de vez en cuando y que me enseñó otra amiga, Inma Ruda. 

Si no estás a dieta puedes hacer una mahonesa casera o acompañar el pastel con salsa rosa, y si te apetece un plato light, ¿qué tal con unas flores de zanahoria? Se hacen muy fácil con un sacapuntas para zanahoria que he conseguido por 2€ en la tienda Tiger, un utensilio que me ha encantado, creo que le voy a dar mucho uso, jeje



¡Que disfrutéis esta receta!!! ¡Un placer compartirla!

lunes, 2 de junio de 2014

CONCURSO



CONCURSO COCINA: INGREDIENTE ESTRELLA:

EL ATÚN









SORPRESA!!!! Ya tenemos nuestro primer concurso, sencillo y divertido. 

Tod@s los participantes vamos a elaborar un plato con un ingrediente en común, que en este caso se ha pensado en algo fácil de conseguir: ATÚN



Tenemos  10 días para pensar, elaborar y colgar una receta que contenga dicho ingrediente.

Como por motivos geográficos nos va a ser imposible probar todas las recetas, daremos por supuesto que todos los platos están muy buenos y la votación irá encaminada a valorar la originalidad del uso del ingrediente y la presentación del plato, así que esmero!!!!!

Por lo tanto queda inaugurado nuestro primer concurso, desde hoy tenemos hasta el próximo jueves 12 de junio a las 23:59 para colgar la receta.
El viernes 13 (que gran día) de junio debemos realizar la votación, diciendo en cada caso la receta que más nos ha sorprendido por la originalidad y la mejor presentación. 
Evidentemente, hay un regalo para el ganador. Un regalo que está relacionado con la cocina, un detalle para animarnos con el blog.



BESITOS