viernes, 13 de febrero de 2015

LENTEJAS


Hoy vengo con otro guisito de los de toda la vida y que seguro que tod@s sabéis hacer, unas buenas "lentejas". Y dedico esta receta, con cariño, y sin acritud, a mi hermana Mercedes y a mi cuñado Juanma. A mi hermana porque sí, porque yo sé que hace unas lentejas estupendas aunque su marido no se lo reconozca. Y a mi cuñado, para que vaya metiéndose él mismo en la cocina y se ponga a hacerlas, que vaya cachondeito nos traemos con las lentejas de Mercedes... 

Hacer lentejas es fácil, aunque también lleva su protocolo. Y a mi lo que me gusta es que cuando hay lentejas es lo 
que toca, ya sabes:"si quieres las comes, y si no, las dejas"  


Juanma, toma nota:

Ingredientes:
1 tomate, 1 pimiento, media cebolla, 2 dientes de ajo, 1 patata, 1 zanahoria, lentejas pardinas, 1 hojita de laurel, sal, aceite y un trocito de tocino de haber cortado jamón.

Para empezar lo ponemos todo en la cacerola, el pimiento, el tomate, la cebolla, los ajos, la patata chascada en trocitos, la zanahoria cortada en rodajas, la hojita de laurel, las lentejas (dos puñaditos por persona), el chorizo y la morcilla cortado a trocitos, cubrimos de agua, un chorreoncito de aceite y sal. 

A mi me gusta ponerle también un trozo de tocino del que suelo retirar cuando corto jamón. Ya sabéis que hay partes del jamón que traen mucho tocino. Yo suelo  guardar estos trozos para guisos y el toquecito que le da en concreto a las lentejas es de lo mejor.

Cuando cubrimos la olla con agua no hace falta que la llenemos hasta arriba, las lentejas hay que hacerlas a fuego medio/bajo, meneando la cacerola  suavemente de vez en cuando y añadiendo agua poco a poco según se vaya consumiendo.
Las lentejas pardinas se hacen en muy poco tiempo, yo en media hora tengo hecho el guiso.

El resultado, siempre, son unas buenas lentejas.


6 comentarios:

  1. Esto va de guisos y es que, evidentemente, la época lo reclama. Mi padre odiaba las lentejas, decía que cuando hizo la mili durante la posguerra comía un día sí y otro también lentejas, lentejas aguadas y con apenas un atisbo de carne. Tiempo de hambruna. A mi me gustan bien cargadas de verdura, todas ellas muy troceaditas y previamente sofritas y cuando me pongo a hacerlas hago para tres o cuatro días (normalmente tres paquetes de medio kilo) y congelo. Utilizo los mismos ingredientes que tu pero además le pongo una buena cucharada sopera de comino molido. Me voy a aliñar unas chuletitas de cordero con ajito, perejil y un punto de manzanilla para macerarlas y que mañana estén en su punto. Feliz San Valentín. ¿Cursi, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz San Valentín, con esas chuletitas seguro que has triunfado hoy, mmmm
      Supongo que yo también odiaría las lentejas si tuviera que comerlas día si y otro también, y del modo que las guisarían con lo poco que había, en fin... A Carolina tampoco le gustan mucho, cada vez que venía a casa a comerlas se las tenía que acompañar con arroz, que es otra opción que a algunos les gusta mucho. Un beso!

      Eliminar
  2. Me encantan las lentejas. Merceeeeeedes, podrías comentar aunque fuera por las alusiones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja y me consta que lo han leído! Besito!

      Eliminar
  3. Lo voy a probar, Montse, a ver si me salen igual que a las tuyas!!!

    ResponderEliminar