domingo, 1 de marzo de 2015

HUEVOS EN COCOTTE


Esta semana la cosa ha ido de cocina francesa por aquello de que mi hijo y sus amigos tenían que cocinar y grabar en video una receta en francés. Y como saben que en mi casa la cocina siempre está abierta pues a casa que se vinieron un día, cada uno con sus dos euritos para hacer la compra y preprarar unos deliciosos crêpes salées. No fueron los ganadores del proyecto porque hicieron un video tan largo que finalmente no lo pudieron cargar entero, pero bueno, de todo se aprende y tendrán que seguir practicando sus dotes culinarias porque esta semana les toca preparar, para otra asignatura, una receta española. Ya os contaré...



Por aquello de la cocina francesa, hoy os pongo esta receta de "oeufs en cocotte" que en casa preparamos mucho para cenar. Los de hoy son con jamón que es como más gustan en casa, aunque con un buen choricito están de escándalo.
¡Empezamos!

Para estas dos cocottes necesitamos: aceite de oliva o mantequilla, dos lonchas grandes de jamón, dos huevos, sal, queso rulo de cabra, queso rallado para hornear y una pizca de nuez moscada.

Empezamos con untar los moldes con un poco de aceite de oliva. Yo es que no soy mucho de mantequilla pero la receta en Francia va con mantequilla, así que como queráis.

Después coloco las lonchas de jamón en el fondo y en los laterales del molde formando un nido en el que colocaremos el huevo con una pizca de sal. 

Ahora cubrimos con unas rodajitas de queso de cabra con un toque de nuez moscada encima. En realidad, y para ser justos con la receta original,  habría que añadirles tres o cuatro cucharadas de nata líquida o como ellos dicen, crème fraîche, pero a mi me gusta más con sabor a queso. Vosotros probad y decidid, cada uno va amoldando los platos a su gusto.

Por último ya, cubrimos bien la cocotte con un queso rallado para hornear.

Calentamos el horno a 200º colocamos las cocottes en el centro de la bandeja. Yo suelo tapar las cocotttes con un poco de papel aluminio para que se hagan bien por dentro. Los dejo unos diez minutos, destapo, y dejo gratinar un par de minutos más.
Así consigo una coción perfecta con la yema lista para mojar.

Muy fáciles y rápidos de preparar, ¿te animas?
¡Saludos blogueros!

Por cierto, este tipo de moldes son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda, los de la foto son de estas navidades pasadas, a 1€ en las famosas tiendas Tiger.

6 comentarios:

  1. No se me ocurre una cena de diario mejor. ¡Qué pinta, mía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los repetimos mucho últimamente, aunque los vamos variando. Con una base de puré de patata y tomate están buenísimos!! Besito guapa!!

      Eliminar
  2. Vaya, me hubiera gustado verlos horneados! Pero tiene muy buena pinta esta receta.
    Cuando lo sacas del horno lo desmolda? Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, los comemos en las mismas cocottes aunque con cuidado que queman un poco, jjjj Besito mía!!

      Eliminar
  3. Mía, una duda que me corroe...¿crepés? ¿Harina y poco más? ¿Dos euros por cabeza? ¿Tú le ganaste dinero al trabajo escolar? No quisiera parecer que juzgo¿eh?, es que me voy pa tu casa y nos asociamos, que la cosa está fatal. Jajajajaja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja mía, cinco niños, y los crepes rellenos de bechamel, jamón y queso. Aún así se repartieron cada uno 0,74€ de vuelta... Eso si, a mi me cogieron de todo. Te aseguro que si vienes no es rentable, jjjjjjjj El sábado te enseño los vídeos de las recetas de los niños. Besito!!

      Eliminar