miércoles, 13 de mayo de 2015

MACARRONES CON CARNE DE PUCHERO

  ¡A quién se le ocurre! Sevilla en alerta máxima en mayo por ola de calor, rebasando los 40º a la sombra, las tres de la tarde y sólo quedan en la calle las polillas que nos han invadido estos días y los que volvemos rápido rápido a casa para resguardarnos de las brasas...
¿Y qué tenemos hoy para comer? ¡Puchero! Mira que nos gusta pero le miro la cara a mi hijo mientras los dos nos bebemos un buen vaso de agua fría y no... hoy hay que improvisar. Y como yo siempre digo, que de un buen puchero se aprovecha todo, y la carne no sólo sirve para hacer croquetas. Así que hoy he vuelto a hacer esta vieja receta, y digo vieja porque es quizás de las primeras cosas que yo hacía en la cocina allá por mis tiempos de estudiantes.
Que qué tiempos, la verdad... De Marchena me vine a Sevilla a estudiar y mi madre me mandaba tapers con comida para toda la semana. Cuando hacía puchero le pedía que me apartara un taper también sólo con la carne de la pringá, y es con esa  carne tan jugosa que vamos a preparar hoy esta receta.


Ingredientes:
Carne de puchero (pollo, pavo, jarrete de cerdo, carrillada, ternera... lo que utilices) desmigajada, tomate frito, macarrones, aceite y sal para cocer la pasta, orégano y albahaca.

Mientras vamos cociendo la pasta ponemos la carne a fuego medio/alto en una sartén. 
Yo no le pongo aceite porque la carne ya suelta su grasita y el gustito del puchero.
Vamos mezclando con tomate frito y las especias, orégano y albahaca, que le van genial al tomate.





Añadimos los macarrones a la salsa y mezclamos.



Salvado el almuerzo de hoy, muy rico y mucho más fresquito. 
Con el caldo que he apartado ya haré una sopa estos días cuando bajen las temperaturs añadiéndole jamón y huevo duro picado y unos andrajos de Jaén.

Saludos a todos y que os sea leve este calor.

6 comentarios:

  1. Cuánta razón llevas, "la caló" está batiendo record y lo único que se apetece son cosas fresquitas; una cervesita en un vaso de esos escarchaos de frío, un gazpachito ligerito con sus cubitos de hielo, un............un cubo de agua por la cabeza, en definitiva cosas frías.
    Yo ya en esta época paso de guisos, pucheros y zarandajas varios, lo único caliente a lo que no me resisto es a los arroces, esos me gustan hasta en los más tórridos días. Nunca se me hubiese ocurrido utilizar la carne del puchero para hacer unos macarrones, yo algunas veces la utilizo para tortilla con mucho ajito y perejil oen frío para ensalada con mucho tomatito y cebolleta fresca . Siempre se aprende algo y si encima viene de alguien que sabe lo que dice, pues apaga y vamonos. Caniculares besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha calor Ricardo, me pido el cubo de agua por la cabeza, jajajja En tortilla también la he hecho alguna vez, pero ya hace mucho... habrá que recordarlo. Un beso, y gracias de nuevo por tus comentarios.

      Eliminar
  2. Mucho mejor que la pasta a la napolitana, que me encanta. Vaya ocurrencia buena, te la copio seguro. Lo de las polillas, tremendo. Lo he oído esta mañana por la radio, pero pensé que exageraban. Por el centro ni una, ¡que susto! Besazos, mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, estoy sacando polillas de casa que anoche dormí con la ventana abierta... ya llevo seis!! Besitos mía, y que suerte tienes...

      Eliminar
  3. Muy buena idea, tiene q estar bueno buenísimo!! Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice Arturo que ahora es su pasta favorita, pero es que a este niño le gusta todo, jjj Besitos, guapa!

      Eliminar