lunes, 23 de noviembre de 2015

TARTA DE ZANAHORIAS






No soy golosa, y aún así cada semana cae un pastel en mi casa (la semana pasada fueron magdalenas). Me encanta agasajar a mis amigos y acompañar siempre un café con tarta. Esta última cayó este domingo pasado y la receta, una vez más, se la debo a una amiga del instituto, a otra gran "fantástica", mi amiga Eva, la Alemana, como la llamábamos en el instituto cuando recién aterrizó de Alemania con aquel alemán y aquel inglés tan perfecto; una envidia, vamos... De Eva recuerdo su risa espontánea, y así sigue siendo ella, espontánea y generosa, además de una gran repostera. Hoy os traigo una de las recetas que me ha pasado y que aún estoy disfrutando, una deliciosa y sencilisima tarta de zanahorias.

Empezamos con los ingredientes: paquete y medio de bizcochos de soletilla, 1 kg de zanahorias, azúcar moreno, azúcar blanquilla, un chorreón de licor (en este caso, coñac), leche, cacao en polvo, almendra picada u otros para decorar.

 Para empezar, sobre un plato grande o bandeja, formamos una capa de bizcochos de soletilla.


Ponemos a hervir el kilo de zanahorias peladas y cortadas en trozos.


Escurrimos.


Añadimos la misma cantidad de azúcar moreno que de azúcar blanquilla. Yo he utilizado la medida de un tarrito de yogurt de cristal.


Le echamos un chorreón de licor, en este caso, coñac.


Y batimos.


Obtenemos una crema naranja.


Sobre la capa de bizcochos de soletilla vamos montando capas de crema y bizcochos y así hasta terminar con la crema.



Dejamos enfriar y cuajar en la nevera durante, al menos, dos horas.
Sacamos.
Preparamos chocolate a la taza con leche y cacao en polvo y cubrimos la tarta.


Para terminar decoramos con almendra picada y virutas de azúcar de colores, o con lo que queráis.



Rápida, original, sencilla y sin necesidad de horno, buenísima, gracias Eva, la volveré a hacer.





7 comentarios:

  1. En este mundo de Dios todo lo que no es pecado engorda y por lo que se ve yo estoy en constante lucha con la iglesia y con la gula y en ambos caso pierdo por goleada, pero contento, eh, contento.Y, encima, tu con esos platos, metiendo palitos en cándela. Te estás haciendo (además de cocinera, que ya tenías colmadamente el título) una gran reportera gráfica. Un beso para entrar en calor, que ya están aquí los fríos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ricardo, mis fotos no son muy buenas pero me gusta poner el paso a paso para que se vea lo fácil que es todo en la cocina... Ahora con el frío ya vamos a tener que ir cambiando a otras recetas de sopas y guisos, que entremos en calor pero con menos calorías, jjj por unas semanas, dejaré los dulces, que yo siempre los hago para los demás pero algo también cae, y pesa...Un beso!

      Eliminar
    2. Muchas gracias Ricardo, mis fotos no son muy buenas pero me gusta poner el paso a paso para que se vea lo fácil que es todo en la cocina... Ahora con el frío ya vamos a tener que ir cambiando a otras recetas de sopas y guisos, que entremos en calor pero con menos calorías, jjj por unas semanas, dejaré los dulces, que yo siempre los hago para los demás pero algo también cae, y pesa...Un beso!

      Eliminar
  2. Qué pinta, por dios! No sé a qué espero para hacer mi primer postre... Besitos, mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ésta tienes que hacerla Belén, te va a encantar. Besitos!

      Eliminar
  3. Hoy he podido probarla y repetir! Buena de verdad, mía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ligerita, ¿verdad? Ya haré otra pronto... si no la haces tú antes. Besitos!

      Eliminar