domingo, 29 de marzo de 2015

Gachas Manchegas.

Cuanto me pueden gustar las  gachas, pero las gachas de aquí, las de Castilla,las de Castilla-La Mancha. Para mi, que este plato tan suculento y popular se conoce muy poco fuera de estas tierras y yo os lo voy acercar a todos los que no lo conozcan. Hay solo un problema, que la harina solo se encuentra por aquí. Aunque confío plenamente que en Internet seguro que se puede comprar.

Necesitamos para dos personas: dos tiras de panceta fresca, un chorizo picante o dulce, tres ajos enteros y sin pelar, sal, tres cucharadas de harina de almorta, aceite y tres vasos de agua. Ah! se me olvida pimentón dulce y picante. 

...se me hace la boca agua...solo de escribir la receta...

en un perol, ponemos a dorar los ajos. Ponemos también en el mismo aceite la panceta y el chorizo a freír. A mi me gusta muy frito, pero eso va al gusto. Cuando tenemos la chicha frita la apartamos y hacemos las gachas en ese mismo aceite. Ponemos las tres cucharadas de harina de Almorta, una cucharadita de pimentón dulce con una pizca de pimentón picante y un poco de sal. Movemos sin parar de freír un poco la harina para que coja el sabor del aceite, cuando pasa unos dos minutos, ponemos los tres vasos de agua y no paramos de mover. Enseguida cuaja y se  queda como veis en la imagen. Ya solo nos queda echar nuestra panceta y chorizo por encima. 

Very very importante compra una buena hogaza de pan. Se come mojando sopas. Ummmmm!!!!


 


Es un plato que se como en pleno invierno, ya que es muy calórico. Yo hasta hace una semana no aprendí hacerlas, por eso os la pongo ahora en primavera. 

Espero que os guste, y os animéis hacerlas.

Churrasco de Pollo.

Ha llegado la Semana Santa, y con muy buen tiempo. Os voy a poner una receta muy facilita por si esta semana os echáis a las calles a ver a las Hermandades pasear a sus Pasos y Vírgenes engalanadas con sus mejores galas, cirios de flores, flores frescas...
Os traigo churrasco de pollo con una salsa que me transporta a mi pueblo, a Marchena, al Fogón, un bar que para estas fechas había siempre que esperar mesa. Pero bien seguro que siempre merecía la pena.
El churrasco de pollo se pide en la carnicería como contramuslo deshuesado. Lo hacemos a la plancha. Y preparamos nuestra salsa... que os puedo asegurar que os va a encantar. En la batidora o picadora ponemos, dos dientes de ajos, laurel, tomillo, orégano, sal, pimentón dulce un pelín  y por supuesto aceite, como un vaso. Batimos bien o picamos. Os recomiendo que la hagáis un día antes, porque así, coge todos los aromas mucho mejor.
Desearos a todos una feliz Semana Santa. Besos.

jueves, 26 de marzo de 2015

Ensalada de mozzarella y anchoas.



Robert Mitchum, en La noche del cazador, lo dijo bien clarito (y de paso les dio una buena patada en el culo a los católicos):
- La salvación, amigo, es cosa del último minuto.
Viene esto a cuento porque comer bien es, muchas veces, cosa de muy pocos minutos. La propuesta (no puedo llamarla receta) que hoy comparto en nuestro blog (ya sé que se me nota mucho que estoy vaguísima, pero que lo peor sea eso, ¿no?) a duras penas necesitará más de cinco o seis para estar lista: los minutos que se precisan para abrir una lata de anchoas y una bolsita de queso.

Si tenemos:
Queso mozzarella.
Anchoas.
Orégano.
Aceite de oliva (cuanto mejor sea, mejor estará).

Podemos empezar:
Lonchearemos el queso, que previamente habremos cortado por la mitad, y lo dispondremos en un plato. Espolvoreamos el orégano por encima y un buen aceite de oliva a continuación. Yo utilice un picual de Bailén que nos regaló Carolina y que desde estas líneas le vuelvo a agradecer; le estoy sacando un partidazo para cositas así. Cortamos las anchoas en dos, las acostamos sobre las lonchas de mozzarella y ya tenemos lista nuestra cena falsaria o un entrante para compartir. ¡Rico, rico, sin trastear y sin esfuerzo!

En esta ocasión no propongo su maridaje con ningún libro en particular sino con el amor a los libros en general. Si hasta a mi gato le gusta será por algo ¿verdad?


Si en los próximos días no me veis por aquí es porque, como cada primavera, voy a pedir una escalera para subir a la cruz. Sean vuestros planes los que sean, os deseo una feliz Semana Santa. ¡A la vuelta nos leemos!

sábado, 21 de marzo de 2015

TARTA DE LIMÓN

Nuestro blog cumple un año y estamos de celebración. ¡Felicidades! Felicidades a todas las hermanas Marx, pero especialmente "felicidades y gracias" a Carolina y a Belén por compartir conmigo este proyecto, porque en cada receta hay un pedacito de nuestra vida, una vivencia, un sabor, un recuerdo, un ratito pensando la una en las otras... Mi  agradecimiento también a todos los que nos leéis y a todos los que nos dejáis comentarios y nos animáis a continuar, ¡gracias, mil gracias!


Y para celebrarlo no podía faltar una tarta. Os dejo hoy una receta fantástica y como siempre, fácil de hacer. Vamos allá con la tarta delimón.

Ingredientes:

  • Para la masa de galleta de la base: 215g de mantequilla, 65g azúcar glass, 250g de harina.
  • Para la capa de crema de limón: 350g de azúcar, 4 huevos, 150 ml de zumo de limón, la ralladura de dos limones, 100g de harina.
  • Azúcar glass para decorar.


Lo primero es preparar el molde de la tarta, en mi caso un molde metálico circular grande. Lo cubrimos con papel de hornear para poder desmoldar después fácilmente, sólo levantándolo.

Empezamos mezclando los ingredientes de la base de galleta: la mantequilla (que habremos sacado un rato antes de la nevera para que esté blanda y se pueda trabajar), el azúcar glass, y después la harina tamizada.




Mezclamos bien y cubrimos con la masa obtenida el fondo del molde, ayudándonos con los dedos para extenderla bien, aplastándola y llevándola bien hasta los bordes.
Después, pinchamos bien toda la base con un tenedor.
Horneamos 20 min. a 180º.
Se saca y se deja enfriar.



Pasamos mientras a preparar la crema de limón.
Mezclamos el azúcar con la harina tamizada. Batimos los huevos y le añadimos la mezcla de azúcar y harina. Removemos bien hasta eliminar todos los grumos (ayudate con la batidora de brazo). Añadimos ahora la ralladura de limón y el zumo. Mezclamos bien.



Ahora vertemos esta crema sobre la base de la tarta y volvemos a hornear. Otros 20 o 25 min a 180º.
Sacamos del horno y decoramos con azúcar glass.



Una tarta especial para una ocasión especial.
¡Feliz Primer Aniversario!
Seguiremos cocinando. Un placer compartir y aprender de todos vosotros.

¡Saludos blogueros!

martes, 17 de marzo de 2015

Coliflor con jamón y bechamel.

Pues si, con vela incluida, porque cumplimos un año en esta aventura,  que se podría mejorar mucho pero que humildemente lo hacemos con mucho cariño. 
Esta receta es muy sencilla y una de mis preferidas. 
Mientras cocemos la coliflor, vamos haciendo la bechamel. Yo la hago así: en una cazuela pongo tres cucharadas de tulipan, cuando esta derretida, ponemos dos cucharas colmadas de harina y movemos bien que no se agarre y no se queme. A continuación echamos dos vasos de leche con una pizca de sal y con una varilla no paramos de mover, en cuestión de nada ya tenemos nuestra bechamel hecha.
Y ya solo nos queda poner en una bandeja de cristal para horno, la coliflor, lonchas de jamón, la bechamel y un poco de queso rayado. Ponemos el horno a 200 en la bandeja del medio y tarda unos 20 minutos en dorar por encima. 
Por último felicitar a todos los que este año nos han seguido, le hemos servido de ayuda, le hemos solucionado alguna comida, o simplemente les gusta  leernos. Porque esto es lo que realmente me motiva para seguir. Besos grandes y Gracias.

martes, 10 de marzo de 2015

Migas de harina con Chicha.

Migas de harina? me pregunté cuando una amiga de Granada, me dijo que en su tierra se hacia con harina. Y tuvo el gran detalle de traerme un paquete porque aquí no la venden. Se  encuentra en el Mercadona, y se llama Sémola de Trigo Duro. Mi hermana Rosalía también la ha encontrado en Sevilla. 
En Granada se hacen con pimientos fritos y boquerones fritos. Yo las hice como se hacen por aquí las de Pan. 
Tenemos que comprar y añadir de la despensa: aceite, sal, panceta fresca, chorizo picante, pimientos verdes, pimentón dulce, dos ajos, y la harina. Ah, y agua. 

Ponemos en una olla, aceite y freímos el pimiento cortado en trocitos, los dos ajos enteros y sin pelar, la panceta cortada en tiras, y el chorizo picante cortado en dados. Cuando este tostadito, que haya tomado color, apartamos toda la chicha en un plato y dejamos el aceite en la olla.
Y ahora preparamos en la misma olla las migas. Para dos personas yo utilice 250 ml de agua, cuando empieza a hervir echamos la harina 2oog y pimentón dulce. Ahora nos queda mover y mover y mover, unos 15 min. con una cuchara. Poner sal. 
Antes de servirlas, le añadimos la chicha que apartamos anteriormente y lo mezclamos bien todo. 
Se puede hacer con harina normal, pero con esta es mas rápido. 
Espero que os guste y os animéis hacerlas. A mi me queda pendiente hacerlas con pimientos fritos y boquerones fritos.




lunes, 9 de marzo de 2015

Costillas al ajillo y la navaja de Ockham.

Antes de empezar a parlotear como una descosida que no puede evitarlo, tengo que citar la fuente de esta receta inmejorable por ahora, que definitivo no hay nada salvo el postrero día.


Esta receta la encontré en un blog de cocina que suelo frecuentar; es de una malagueña que derrocha a partes iguales amor por su tierra y sabiduría en los fogones. Si pensáis que exagero, pinchad en el enlace y, de paso, veis la foto de su resultado, mucho mejor que la mía, y entenderéis por qué tuve que salir corriendo al mercado de Feria a comprar costillas, que lo demás lo tenía en mi despensa como lo tiene cualquiera. Como es de malnacidos no distinguir la inspiración del plagio, dicho queda. Gracias de nuevo, Toñi, no erré al seguir tu receta punto por punto sin modificarla. Supongo que a vosotros os pasará como a mí, que la tentación de alterar, con añadidos de vuestra propia cosecha, las recetas que encontráis por ahí, es tenaz e imperiosa. Y está muy bien, pero cuando vi las costillas de Toñi, tan sencillas, me pareció oír la voz del de Niebla: no la toques ya más, que así es la rosa. Y no me equivoqué ni tanto así. También me acordé de don Guillermo de Ockham y su navaja para separar lo accesorio de lo fundamental. Don Guilllermo venía a decir que la respuesta acertada suele ser la más sencilla, que no la más simple. Y su teoría vale para las fórmulas que rigen las leyes de la física, para las relaciones entre congéneres y para las costillas de cerdo. Por eso las fórmulas matemáticas suelen ser breves y elegantes cuando se revelan verdaderas, por eso si es blanco y está en una botella suele ser leche y por eso el observador ve más que el que, apasionado, juega y suele acabar diciendo: te lo dije.



La única cosita que le he cambiado a la receta de Toñi es que yo la hice en la olla rápida. Lo demás, de pe a pa. Si no me quedó idéntica sería porque yo fumaba mientras la hacía (para mí que Toñi no fuma), porque nuestros pensamientos en el mientras tanto serían distintos y porque, según Heráclito, ni a Toñi le queda dos veces igual la misma receta, aparte de que el carnicero nunca te da dos veces la misma carne ni los ajos son del mismo terreno, pero me entendéis ¿no?



Vamos a necesitar:

Un kilo de costillas de cerdo con mucha carne cada una y su hueso con mucho calcio.
Una cabeza de ajos.
Aceite de oliva.
Un vaso de Montilla-Moriles.
Un vaso o dos o tres (ya estamos) de caldo de pollo o de verduras.
Dos hojas de laurel.
Diez granos de pimienta negra como los Diez Mandamientos.
Sal.


Y vamos a operar tal que así:

En el fondo de la olla rápida, un buen chorreón de aceite de oliva. Cuando esté caliente, doramos las costillas, previamente lavadas y secadas. Salamos, removemos y, cuando estén doraditas, añadimos los dientes de ajo con su piel y un tajo al medio. Removemos y ya podemos añadir todo lo demás: las dos hojas de laurel, los diez granos de pimienta, el vaso de vino y el caldo de pollo (en mi caso) o de verduras, el que tengáis. Cerramos la olla, contamos media hora desde que suba la válvula y ya tenemos un manjar con el que alimentarnos. La salsa es un escándalo de toma pan y moja. Para acompañar, o patatas fritas o arroz blanco, pero eso ya lo sabéis vosotros.


Marido este plato con estos versos de Luis Rosales, porque quiero y porque quien la lleva la entiende.



A Don Luís, granaíno y grande entre los grandes de nuestras letras, le hicieron tanto daño sus filias políticas (que vete a saber si eran verdad siquiera, leyéndolo lo dudo) que en este país de pacotilla ya no lo conocen ni en los colegios. Desde cuándo un poeta, un inmenso poeta,  tiene que ser, además, un valiente... ¡Qué buenas estaban estas costillitas y cuánto me duele España, por dios!.


sábado, 7 de marzo de 2015

COPA DE REMOLACHA Y AGUACATE


Hoy tocaba sorprender a la familia con una receta distinta, un entrante fresquito y saludable para el calor que ya acompaña. 


Necesitaremos:
2 aguacates, 1 paquete de 4 remolachas rojas cocidas, 1 brick de 200ml de nata para cocinar, aceite balsámico, sal, pimienta, 1 limón, semillas de sésamo.

Empezamos por preparar la crema de aguacate. En un bol sacamos la carne de los aguacates y le añadimos el zumo de un limón, dos o tres cucharadas soperas de nata, sal y pimienta. Mezclamos bien con la batidora y reservamos.


En otro cuenco ponemos las remolachas troceadas, añadimos dos o tres cucharadas soperas de vinagre balsámico, seis cucharadas de nata, sal y pimienta. Mezclamos bien con la batidora y reservamos.


Podemos reservar ambas cremas en la nevera hasta la hora de montar las copas para comer.

Para servir, colocamos una capa de crema de remolacha en el fondo de cada copa. A continuación ponemos otra capa de crema de aguacate y terminamos con unos granos de sésamo.




¡Más fácil imposible!
Y para acompañar, un poco de Stilton inglés. ¿Te apetece?

¡Buen provecho!

domingo, 1 de marzo de 2015

HUEVOS EN COCOTTE


Esta semana la cosa ha ido de cocina francesa por aquello de que mi hijo y sus amigos tenían que cocinar y grabar en video una receta en francés. Y como saben que en mi casa la cocina siempre está abierta pues a casa que se vinieron un día, cada uno con sus dos euritos para hacer la compra y preprarar unos deliciosos crêpes salées. No fueron los ganadores del proyecto porque hicieron un video tan largo que finalmente no lo pudieron cargar entero, pero bueno, de todo se aprende y tendrán que seguir practicando sus dotes culinarias porque esta semana les toca preparar, para otra asignatura, una receta española. Ya os contaré...



Por aquello de la cocina francesa, hoy os pongo esta receta de "oeufs en cocotte" que en casa preparamos mucho para cenar. Los de hoy son con jamón que es como más gustan en casa, aunque con un buen choricito están de escándalo.
¡Empezamos!

Para estas dos cocottes necesitamos: aceite de oliva o mantequilla, dos lonchas grandes de jamón, dos huevos, sal, queso rulo de cabra, queso rallado para hornear y una pizca de nuez moscada.

Empezamos con untar los moldes con un poco de aceite de oliva. Yo es que no soy mucho de mantequilla pero la receta en Francia va con mantequilla, así que como queráis.

Después coloco las lonchas de jamón en el fondo y en los laterales del molde formando un nido en el que colocaremos el huevo con una pizca de sal. 

Ahora cubrimos con unas rodajitas de queso de cabra con un toque de nuez moscada encima. En realidad, y para ser justos con la receta original,  habría que añadirles tres o cuatro cucharadas de nata líquida o como ellos dicen, crème fraîche, pero a mi me gusta más con sabor a queso. Vosotros probad y decidid, cada uno va amoldando los platos a su gusto.

Por último ya, cubrimos bien la cocotte con un queso rallado para hornear.

Calentamos el horno a 200º colocamos las cocottes en el centro de la bandeja. Yo suelo tapar las cocotttes con un poco de papel aluminio para que se hagan bien por dentro. Los dejo unos diez minutos, destapo, y dejo gratinar un par de minutos más.
Así consigo una coción perfecta con la yema lista para mojar.

Muy fáciles y rápidos de preparar, ¿te animas?
¡Saludos blogueros!

Por cierto, este tipo de moldes son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda, los de la foto son de estas navidades pasadas, a 1€ en las famosas tiendas Tiger.