lunes, 23 de noviembre de 2015

TARTA DE ZANAHORIAS






No soy golosa, y aún así cada semana cae un pastel en mi casa (la semana pasada fueron magdalenas). Me encanta agasajar a mis amigos y acompañar siempre un café con tarta. Esta última cayó este domingo pasado y la receta, una vez más, se la debo a una amiga del instituto, a otra gran "fantástica", mi amiga Eva, la Alemana, como la llamábamos en el instituto cuando recién aterrizó de Alemania con aquel alemán y aquel inglés tan perfecto; una envidia, vamos... De Eva recuerdo su risa espontánea, y así sigue siendo ella, espontánea y generosa, además de una gran repostera. Hoy os traigo una de las recetas que me ha pasado y que aún estoy disfrutando, una deliciosa y sencilisima tarta de zanahorias.

Empezamos con los ingredientes: paquete y medio de bizcochos de soletilla, 1 kg de zanahorias, azúcar moreno, azúcar blanquilla, un chorreón de licor (en este caso, coñac), leche, cacao en polvo, almendra picada u otros para decorar.

 Para empezar, sobre un plato grande o bandeja, formamos una capa de bizcochos de soletilla.


Ponemos a hervir el kilo de zanahorias peladas y cortadas en trozos.


Escurrimos.


Añadimos la misma cantidad de azúcar moreno que de azúcar blanquilla. Yo he utilizado la medida de un tarrito de yogurt de cristal.


Le echamos un chorreón de licor, en este caso, coñac.


Y batimos.


Obtenemos una crema naranja.


Sobre la capa de bizcochos de soletilla vamos montando capas de crema y bizcochos y así hasta terminar con la crema.



Dejamos enfriar y cuajar en la nevera durante, al menos, dos horas.
Sacamos.
Preparamos chocolate a la taza con leche y cacao en polvo y cubrimos la tarta.


Para terminar decoramos con almendra picada y virutas de azúcar de colores, o con lo que queráis.



Rápida, original, sencilla y sin necesidad de horno, buenísima, gracias Eva, la volveré a hacer.





sábado, 14 de noviembre de 2015

BIZCOCHO DE GALLETAS Y CHOCOLATE


Le debo recetas a muchos amigos, y ésta en concreto, a mi amiga María del Mar, de Fuentes de Andalucía. María del Mar estudió conmigo en el Instituto Isidro Arcenegui y Carmona de Marchena, y aunque en aquella época no intimamos mucho, el reencontrarla ahora, en la celebración de los "25 años después" ha sido un muy "fantástico" descubrimiento.  
Hace 25 años no existía la ESO, y los que estudíabamos lo hacíamos con muchas ganas de llegar lejos y cambiar el mundo... yo apenas me he quedado en el intento, pero poníamos empeño. Los jóvenes de Fuentes, y los de la Puebla de Cazalla,  no tenían instituto propio, por eso hasta Marchena llegaba cada mañana un autobús procedente de cada uno de estos sitios con gente con muchas ganas. En aquel entonces sólo me fijaba en lo que madrugaban estos compañeros, hoy me doy cuenta del esfuerzo tan grande que hacían y de lo poco que lo valorábamos entonces.

Vamos con la receta, necesitamos: 4 huevos, 25 galletas, 1 sobre de levadura, 1 yogurt blanco, la medida del yogurt de azúcar, de aceite y de cacao en polvo.

Colocamos todo en un bol y batimos.


Volcamos la mezcla en un molde de silicona. (Si usas un molde metálico, acuérdate de untarlo con mantequilla para que no se pegue el bizcocho)


Hornear a 170º aproximadamente 40 minutos. Lo mejor es esperar a que el bizcocho suba, nunca abráis la puerta antes de que haya terminado de subir, porque si no, ya no sube. Y pasados los primeros 30 minutos, pinchamos de vez en cuando clavando un pincho metálico o de madera comprobando que el bizcocho esté hecho.


¡Listo y delicioso!

Muchísimas gracias Mª del Mar por compartir las cosas buenas. Nos vemos prontito.

CREMA DE VERDURAS CON CARNE


Llegó el otoño y tiempo de cremas o purés, que yo nunca sé como llamarlo. Y al título le digo con carne porque lo mismo lo hago un día con pollo que otro con carrillada. Y como voy rescatando fotos cuando tengo un hueco para subir las recetas, pues ya veréis que lo mismo pongo una foto con pollo que otra con carrillada, jeje, no os liéis, que no hay truco...

Para la crema utilizo un preparado de verduras que encuentro en el Spar y que me gusta por la proporción de las cosas. El preparado lleva:  puerro, apio, nabo, repollo y zanahoria. Yo le añado un buen trozo de calabaza y un par de patatas.
Aparte, vamos a necesitar: aceite, sal, pimienta, nuez moscada y la carne que quieras agregar.

Lo primero es rehogar en la olla express con un buen chorreón de aceite toda la verdura bien limpia y troceada.


Añadimos la carne, salpimentamos todo, y rehogamos.

(Sale humo, casi no se ve la foto...)

Mareamos y sellamos la carne.
Cubrimos con agua y cerramos la olla. 15 minutos en la olla rápida.
Abrimos la olla y separamos la carne.


Batimos la verdura hasta obtener la crema. añadiendo un poco de nuez moscada.

Si quieres aprovechar y sacar un poco de caldo para una sopa, echa un poco más de agua, pero acuérdate de retirar luego el caldo con un cucharón antes de batir el resto...

A la hora de emplatar, servimos la crema con un trozo de la carne que hemos utilizado encima.

(En esta foto, carrillada)

Para hacer más contundente el plato (que tengo un chaval de 14 años que no deja de crecer y comer), acompaño el plato con un poco de cous cous o con unos andrajos de Jaén. 
¡Le encanta y es la única forma de que coma verdura, un logro!




MELANZANE


El pasado verano los huertos de mis amigos dieron muchas y muy buenas berenjenas, y muy, muy buenos tomates.
La melanzane es un plato italiano que me encanta y que probé por primera vez conviviendo con mis amigos italianos en Londres. Nunca anoté la receta y ni por asomo el mío queda como el de mis amigos Luigi y Anna, pero como intento o intentona, no está mal...

Ingredientes: 
Berenjenas (cortadas en rodajas), tomates, ajo y cebolla, queso mozzarela de barra, queso parmesano, albahaca (a ser posible, fresca), aceite, sal y pimienta.

Lo primero es limpiar y corta las berenjenas en rodajas. Las berenjenas sueltan mucha agua, para quitársela yo coloco las rodajas en un colador y les añado sal por todos lados. Las dejo escurrir un buen rato (cosa de 1 hora) para que vayan soltando toda el agua. Y después las seco un poco en un paño seco.

En una sartén con aceite de oliva, las frío un poco, pero sólo vuelta y vuelta. Las reservo.

Por otro lado preparo la salsa de tomate con un refrito de ajo y cebolla muy picado y esos tomates tan buenos que tenía este verano. También se puede usar tomate triturado. Freir el tomate y batir después la salsa. Aderezar con sal, pimienta y albahaca, a ser posible, fresca.

En una bandeja de horno untamos un poco de aceite con un pincel de silicona. A continuación, con un cucharón, una capa de salsa de tomate, y encima, una capa de berenjenas y otra de queso mozzarela de barra (que no es la mozzarela de bufala). Volvemos a componer capas de tomate, berenjena y queso, tantas como queramos...terminamos con tomate y espolvoreamos queso parmesano en polvo y decoramos con unas hojitas de albahaca.



Y a hornear. Temperatura de 220º - 30 minutos.

Este verano lo he hecho tantas veces que os dejo fotos de las distintas versiones; la de abajo con el tomate directamente en rodajas y la berenjena sin freir (por aquello de la cosa light). También buenísimo!!!


Ayer me llegaron dos nuevas berenjenas del huerto...ya sabéis cómo las voy a hacer, ¿verdad?

¡Saludos bloguer@s!

MACARRONES AL HORNO



Tarde de tareas en casa y mucha, mucha cocina, que ya no voy a tener que hacer nada en toda la semana...
Aprovecho para actualizar un poco el blog que está un poco tristón últimamente, y para llamar la atención de mis hermanas que como yo, andan un tanto dormidas.

Los macarrones al horno se preparan en un plis. 

Necesitamos:
500g de macarrones, sal, aceite, mantequilla, 150g de bacon, una lata de paté La Piara Tapa Negra, tomate frito, orégano, albahaca.

Mientras que se cuece la pasta con un chorreón de aceite y sal, aprovechamos para ir cortando el bacon en tiras, y reservamos.

Ponemos los macarrones cocidos y escurridos en una bandeja de horno. Rehogamos los macarrones con mantequilla. Añadimos el bacon y con la ayuda de una cucharita de café vamos sacando el paté de la lata y lo vamos distribuyendo por la bandeja. Añadimos salsa de tomate frito y especias (orégano, albahaca...). Removemos y mezclamos bien.
Horneamos a temperatura alta unos 15 minutos y listo.

El sabor que le da el paté al plato es espectacular. De hecho, estoy echando de menos los sandwiches de paté La Piara con tortilla francesa que me preparaba para llevar al tabajo cuando vivía en Madrid. Y es que esta receta también la traje de Madrid. Qué cosas, ¿verdad? Pues si, cocinar con paté me trae muchos y muy buenos recuerdos de hace ya unos años...

  Siendo no tener fotos del paso a paso pero la receta es tan fácil que creo que no hace falta. De todos modos, actualizaré con fotos la próxima vez que lo haga.

¡Saludos bloguer@s!