domingo, 28 de febrero de 2016

CABRILLAS EN SALSA


En tres días se devoraron estas cabrillas todas las lechugas que había en el huerto, así que en lugar de lechuga hubo que comer cabrillas, eso sí, muy bien alimentadas que estaban de lechugas 100% ecológicas...
Lavar las cabrillas es la parte que menos me gusta. Las dejamos un día entero en la bolsa en la que las que se recogieron para que fueran soltando caca. Después hubo que lavarlas muy bien para quitarles toda la baba y caca que seguían soltando, casi otro día entero venga a lavarlas bajo el grifo una y otra vez.


¡Mirad que limpitas!
Ya escurridas, las ponemos a cocer a fuego bajo en una olla con agua y sal. Así van muriendo y sacando el cuerpo fuera de la concha. Después ya subimos el fuego y vamos espumando toda la baba que sueltan.
Cuando dejen de echar espuma, enjuagamos y reservamos mientras preparamos la salsa.

Hacemos un sofrito en aceite de oliva con cebolla, ajos, pimiento verde, una guindilla, pimentón dulce de la vera y una hojita de laurel.


 Para batirlo retiro la guindilla y el laurel y luego los vuelvo a incorporar.



Añadimos tomate triturado natural (en este caso, 1 lata grande de 800g). Sofreimos removiendo y añadimos un vasito de vino blanco.
Mantenemos a fuego bajo.


Por otro lado hacemos un majado con unos ajos y unas rebanadas de pan que habremos frito antes en una sartén. Al majado añadimos una cucharada grande sopera de especias de caracoles.


 Añadimos el majado a la salsa.


Dejamos cocer un poco y añadimos las cabrillas que teníamos reservadas.


Damos unos minutos más de coción y listo.


Yo soy más de caracoles pequeños, pero reconozco que estas cabrillas, y sobre todo la salsa, quedaron muy buenas.

Saludos a tod@s.

sábado, 20 de febrero de 2016

PAPAS ALIÑAS




Mira que cosa más simple,
más apetitosa,
hechas pa' gozar...

Haciendo ayer las papas aliñás me venía a la cabeza esta versión de la canción, y es que hacerlas no puede ser más fácil. Los domingos suelo hacer una ensaladilla y unas papas aliñás para aliviarme los menús la semana. Si no las has preparado nunca, toma nota.

Poner a cocer las papas cortadas en dados con una pizca de sal. 
En otro cazo, cocemos los huevos duros. 
Yo hoy he puesto tres papas grandes y dos huevos.
Escurrimos las papas y las pasamos a un bol. Pelamos y picamos los huevos duros y los agregamos.
Picamos cebolla y perejil y lo añadimos.
Aliñamos todo con sal, aceite y vinagre.

Y el truquillo que me dio mi hermana Mercedes hace mucho tiempo para que las papas y el aliño quedara suelto es añadirle al final un poco de agua fría. Yo lo hago con un vaso y una cuchara. Y suelo añadir lo que son  tres cucharas soperas de agua. Te aseguro que así te quedarán bien para varios días.


¡Saludos a tod@s!